El Norte de Castilla

Los Reyes esquían con sus hijas en Huesca

video

Los Reyes y sus hijas esquiando en Astún. / Efe | Vídeo: EP

  • Don Felipe ha asegurado que a pesar del viento, la nieve se encontraba en buenas condiciones, mientras que la Princesa y la Infanta posaban con simpatía ante la multitud de cámaras

Felipe VI y la Reina Letizia han disfrutado hoy junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, de una jornada de esquí en la estación invernal de Astún, en el Pirineo de Huesca. A pesar de que las previsiones climatológicas no eran optimistas y había una ligera nevisca, los cuatro han podido ponerse los esquís y deslizarse por las laderas de la estación.

A media mañana, los Reyes, flanqueando a sus dos hijas, han descendido por una de las pistas hasta donde se encontraban los medios de comunicación para saludar.

Don Felipe ha manifestado que la nieve se encontraba en buenas condiciones y que era un buen día para la práctica del esquí en familia. Mientras tanto, la Princesa y la Infanta posaban con simpatía ante la multitud de cámaras que les enfocaban y saludaban al despedirse.

Tras hacer cola y saludar a esquiadores y empleados de la estación, los Reyes y sus hijas han tomado el telesilla para continuar con la jornada de esquí. "Vamos a aprovechar el día", ha dicho el Rey al despedirse y reanudar la jornada de esquí.

La infancia del Rey en Aragón

Los Reyes y sus hijas llegaron ayer a la localidad de Jaca para pasar el fin de semana en el Pirineo aragonés. En Jaca, pasearon por las calles de la ciudad y visitaron la Ciudadela militar, en cuyo foso habitan unos ciervos.

La vinculación de la Familia Real con el valle del Aragón se remite a la infancia de don Felipe, que dio sus primeros pasos en el esquí en la estación de Candanchú.

Don Felipe acudió hace cuatro años a Jaca, cuando era aún Príncipe de Asturias, para asistir a la final del campeonato mundial sub 20 de hockey sobre hielo y entonces aprovechó para deslizarse por las pistas de Formigal.

Las visitas de los Reyes a las estaciones del Pirineo oscense son una muestra del apoyo de la Familia Real al sector de la nieve en general y al aragonés en particular.