Kiko Matamoros les pone las pilas a los concursantes de 'Gran Hermano VIP'

Kiko Matamoros les pone las pilas a los concursantes de 'Gran Hermano VIP'

  • El colaborador de 'Sálvame Deluxe' se ha convertido en el instructor militar de los concursantes que tendrán que superar la prueba semanal: 'Entrena como puedas'

Momentos tensos se volvieron a vivir en la noche de ayer en 'El Debate de Gran Hermano VIP'. Fue una noche donde no faltaron las sorpresas. Tras la expulsión de Tutto Duran, la entrada en la casa de Aída Nízar y después de la semana de 'sirvientes y señores', ahora ha llegado el turno de Kiko Matamoros que se convertirá en un estricto instructor militar. «Después de ser sirvientes y señores, esta semana, los concursantes serán cadetes del nuevo entrenador, nuestro sargento, nuestro sargento de hierro: Kiko Maramoros», anunció Sandra Barneda, mientras que el colaborador vestido de militar apuntaba: «Yo creo que alguno va a conocer la disciplina por primera vez en su vida, hay mucho niño de papá y mucho blando: Elettra, Aless Gibaja...» y añadía: «Se les va a quitar las ganas hasta de ducharse. No solo no voy a pasar ni una, sino que voy a intentar que no la pasen ellos».

Por otra parte, tal y como se temían los concursantes El Súper les comunicó que no habían podido superar la prueba 'Sirve como puedas' por sus constantes fallos. Ahora, solamente recibirán un euro por persona y día, en vez de los cuatro que tendrían si hubieran superado la prueba. «Los concursantes están a punto a descubrir las consecuencias de la nueva prueba semanal: Las comodidades se han acabado», señaló Barneda. A continuación, los concursantes descubrieron el nombre de la nueva misión: «Como habéis visto, la nueva prueba se llama 'Entrena como puedas'. Id a la habitación, donde vuestro nuevo instructor os va a pasar revista, cada uno junto a su cama» señaló El Súper.

Nada más ver a Kiko, la última concursante en llegar, Aída Nízar comentó: «¡Os lo he dicho... Kiko Matamoros! La madre que me parió... ¡Lo he dicho!» y éste, ante el pitorreo que se generó tras las continuas interrupciones de Aída, contestó: «Nos vamos a reír esta semana, unos más y otros menos».

El padre de la ganadora de 'GHVip 4' señaló que además del entrenamiento y la conducta austera, también impondrá a los concursantes una dieta estricta y sana durante toda la semana. Tras vestirse con uniforme, los concursantes se dirigieron al salón, donde realizaron posicionamientos contra el nominado que cada uno quiere que se convierta en el próximo expulsado, según publica el portal Bekia.

De esta manera, los cuatro concursantes en zona pantanosa se colocaron en sus puestos y sus detractores, tras ellos. Caparrós fue el menos querido con cuatro concursantes detrás: Elettra Lamborghini, Aless Gibaja, Emma Ozores e Ivonne Reyes; Alejandro Abad tenía detrás a Sergio Ayala y Daniela Blume; Alyson Eckmann e Irma Soriano, solamente tuvieron a uno cada uno de ellos, Aída Nízar y Marco Ferri, respectivamente. Mientras tanto Kiko daba sus primeras impresiones sobre el grupo: «Les he visto un poquito indisciplinados y en este sentido os quiero pedir ayuda para hacerles saber que ese tipo de conductas se deben sancionar. Lo dejo a vuestra elección... Si no se les asusta un poquito, hay alguno que no se lo termina de creer». También señalaba que él se hubiera puesto «detrás de Irma porque me aburre soberanamente».