Bigote Arrocet, a punto de dar con sus huesos en el suelo

Bigote Arrocet, a punto de dar con sus huesos en el suelo

  • El cómico se convirtió en bandolero para ofrecer un merecido homenaje a la serie 'Curro Jiménez'

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

El pasado sábado 28 de enero, 'Qué tiempo tan feliz' quiso rendir homenaje a 'Curro Jiménez', la serie que triunfó en la década de los 70. Para ese merecido homenaje acudieron varios actores a los que habían preparado una sorpresa. «Tenemos una sorpresa. Yo me voy a poner aquí atrás por si acaso. Que pase el bandolero», señalaba María Teresa Campos, mientras aparecía Bigote Arrocet a lomos de un caballo.

El cómico se había convertido en bandolero, mientras que la presentadora se reía de verlo ahí subido, aunque no estuvo tan contenta cuando Arrocet intentó bajar del caballo, ya que éste dio un traspié que fácilmente podría haber terminado con los huesos del chileno en el suelo. No obstante, todo parecía preparado y, sobre todo, cuando comentó: «siempre bajo así del caballo».