Kim, Khloe y Kourtney Kardashian, Kris, Kylie, Kendall y Caitlyn Jenner, Kanye West y Lamar Odom en el desfile de Kanye West 'Yeezy Season 3'.
Kim, Khloe y Kourtney Kardashian, Kris, Kylie, Kendall y Caitlyn Jenner, Kanye West y Lamar Odom en el desfile de Kanye West 'Yeezy Season 3'.

Kanye West y Blac Chyna no acuden a las fiestas de Navidad del clan Kardashian-Jenner

  • La familia al completo ha mostrado en las redes sociales cómo han pasado estos días

Los diferentes miembros de la familia Kardashian han sido muy activos durante estas fechas en las redes sociales. Durante la víspera de Nochebuena, la familia West formada por Kim Kardashian, Kanye West y sus dos hijos pequeños acudieron al ballet del 'Cascanueces'. A la familia se unió Kourtney Kardashian junto a su hija pequeña Penélope Disick. «Fue una noche mágica y todo el mundo disfrutó del espectáculo», declaró una fuente cercana de la familia a la revista 'US Weekly'. Cuando concluyó el espectáculo, la familia pudo acudir a los camerinos y conocer a los actores. Esta ha sido una de las pocas veladas en las que hemos podido ver juntos, en público, a Kim Kardashian junto a Kanye West después del ingreso del rapero por depresión y por trastornos mentales.

Un día después, en la mañana de Nochebuena, Kourtney y Khloe Kardashian disfrutaron en el jardín de la casa de Kourtney con un trineo de nieve, como ellas mismas nos lo mostraron en las redes sociales.

Por otra parte, da la sensación que los problemas entre Rob Kardashian y Blac Chyna no se han resuelto todavía. Kris Jenner subía a sus redes sociales una imagen donde se podían ver calcetines navideños bordados con el nombre de cada uno de los integrantes de la familia Kardashian y quien no tenía calcetín era la novia de Rob Kardashian. Según afirman varias fuentes, la familia no quiere que el único hijo de Kris Jenner vuelva con la antigua stripper ya que piensan que esa relación es tóxica y que Blac Chyna solo está saliendo con Rob Kardashian por interés.

El día de Navidad estuvo destinado a mostrar los caros regalos que se hacen entre sí. Así, la matriarca del clan, Kris Jenner recibía un coche clásico 1960 Ford Mustang de color rojo, de parte de sus hijos. Kylie Jenner ensañaba a las cámaras el regalo que le había hecho su antiguo cuñado, Scott Disick, un reloj Cartier valorado en 50.000 dólares. Mientras tanto su novio le regalaba un perro cachorro de color blanco y dos bolsos de Hermés. En cambio, Kris Jenner regalaba a su hija Khloe Kardashian dos fotografías originales de Marilyn Monroe firmadas por los fotógrafos Bert Stern y Richard C. Miller.

El 26 de diciembre, una fiesta más. El cantante John Legend organizó una fiesta a la que acudieron la mayoría del clan Kardashian-Jenner, además de Scott Disick, la antigua pareja de Kourtney Kardashian. El que no acudió fue el rapero Kanye West que está atravesando unos momentos realmente complicados.