La princesa Aiko, hija única del príncipe heredero Naruhito, cumple 15 años

La princesa Aiko con su padre Naruhito.
La princesa Aiko con su padre Naruhito. / Reuters
  • No podrá acceder al trono debido a la restricción de la Ley de la Casa Imperial japonesa, que limita la sucesión al trono a los varones

  • Su madre es conocida como 'la princesa triste' y algunos achacan su enfermedad a las presiones que soportó para tener un hijo varón que perpetuara la línea sucesoria

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La princesa Aiko, única hija del príncipe heredero de Japón, Naruhito, y su esposa Masako, cumple hoy 15 años, con una participación cada vez más activa en los actos oficiales de la familia imperial japonesa.

La princesa, que cursa tercero de secundaria en la escuela femenina de Gakushuin en Tokio, ha estado acompañando a sus padres este año para aprender más sobre las responsabilidades oficiales que le corresponden.

Aiko participó, junto con su familia, en la ceremonia del 'Día del Agua' en Tokio, y en un evento del 'Día de la Montaña' en Matsumoto durante el mes de agosto. Según la Agencia de la Casa Imperial nipona, la princesa estuvo ausente del colegio desde finales de septiembre hasta el pasado 8 de noviembre debido a problemas de salud, siguiendo la recomendación de su médico por la fatiga y la disminución de su fuerza física.

La princesa Aiko comenzó a asistir a las clases solo durante algunas horas al día, pero recientemente se incorporó a tiempo completo, según la agencia. Durante varios meses entre 2010 y 2011, cuando acudía a la escuela primaria, Aiko tuvo que ser acompañada a clase diariamente por su madre, después de que a la niña le afectara el "comportamiento brusco" de algunos compañeros de su curso.

Su madre, la 'princesa triste'

La propia Masako, conocida popularmente como la 'princesa triste', sufre desde hace más de un década una depresión que le ha hecho reducir sus apariciones públicas y compromisos oficiales. Algunos achacan su enfermedad a la rigidez del protocolo imperial y a las presiones que soportó para tener un hijo varón que perpetuara la línea sucesoria.

Aunque es la única hija del príncipe heredero, la princesa Aiko no puede acceder al trono debido a la restricción de la Ley de la Casa Imperial japonesa, que limita la sucesión al trono a los varones.

El deseo de abdicar del emperador Akihito, de 82 años, trajo consigo la necesidad de iniciar un proceso legislativo que facilite la renuncia del monarca en favor de su primogénito, Naruhito.

Esta cuestión podría significar reabrir el debate sobre otras posibles modificaciones, como permitir el acceso de mujeres al Trono del Crisantemo, aunque esta posibilidad está prácticamente descartada.