El Norte de Castilla

Pepe Rodriguez, fotografiado siendo un niño.
Pepe Rodriguez, fotografiado siendo un niño.

Una foto de Pepe Rodríguez de pequeño provoca el cachondeo en 'Masterchef Celebrity'

  • Uno de los mejores momentos vividos ayer en la entrega de 'Mastechef Celebrity' no lo protagonizaron los concursantes, sino un miembro del jurado

Al comenzar el programa se proyectaron sobre una pantalla imágenes de infancia de todos los miembros del jurado y concursantes y una de las fotos que más risas despertó fue la de Pepe Rodríguez. Tras las risas, el chef comentó: «¡Qué niño más guapo!». A raíz de ese momento, se comenzaron a oír comentarios, tales como: «Está probando un plato», «Habías mojado el chupete en alguna salsa»... «Si es que parece que ya le gustaba saborear el chupete», aseguró Miguel Ángel Muñoz.

El momento nostálgico de 'MasterChef Celebrity' dio mucho juego. Samantha Vallejo-Nágera, a la que muchos no reconocieron inicialmente, reveló que su madre le decía que «era la más fea de todas» y que la escondía. «Pero yo me encuentro monísima», matizó.

Más tarde llegó el turno de Jordi Cruz cuya revelación tuvo que ver con el momento de hacerse la foto: «Fue un día de esos que te llevan a un fotógrafo profesional... con los Dodotis puestos», a lo que Eva preguntó: «¿Con cuatro años?» y el catalán le contestó: «Yo era un meón», un comentario que le dio pie a Pepe Rodríguez a decir: «Recuerda que te los quitaste en la primera temporada de MasterChef».

Las fotografías de los concursantes también dieron mucho juego. Miguel Ángel Muñoz se emocionó recordando su primer rodaje con Paco Rabal y Cayetana Guillén Cuervo al hablar de su padre. Pero el momento más llorón lo vivió Fernando Tejero quien no pudo evitar las lágrimas al contar que vivió hasta los 14 años con su tía. «Volví porque mi tía enfermó de cáncer y me tuve que ir con mis padres», explicó. «Al ver la foto he sentido mucha nostalgia. Hay parte de mi infancia que la recuerdo con mucho cariño, momentos puntuales que menos... Te vienen momentos bonitos pero muy jodidos, la verdad».