El Norte de Castilla

Anastacia muestra las cicatrices que le dejó el cáncer de mama en su cuerpo

Anastacia muestra las cicatrices que le dejó el cáncer de mama en su cuerpo

  • La cantante ha mostrado su cuerpo tal y como es a través de una sesión fotográfica concedida a la revista 'Fault'

Anastacia, la cantante conocida por temas como 'I'm Outta Love', 'One Day in Your Life' o 'Left Outside Alone', que se convirtieron en superventas en el año 2000, a la vez que triunfaba, lidiaba su particular batalla contra una enfermedad que le afecta el intestino delgado y grueso. La cantante lleva luchando contra 'la enfermedad de Crohn' desde que tenía 13 años. A eso se le suma el cáncer de mama que sufrió hace unos años y que se le volvió a reproducir en 2013. En esta segunda ocasión, los médicos tuvieron que practicarle una mastectomía doble, según recoge la web de ABC.

Después de tres años intentando vencer su enfermedad en el más absoluto silencio, la cantante lo ha superado definitivamente y ha querido mostrar su cuerpo tal como es en una sesión fotográfica concedida a la revista 'Fault'. Anastacia ha superado la enfermedad después de grandes dosis de fuerza de voluntad. «Mis cicatrices son parte de mi viaje y un recordatorio de todas las cosas que pasé con mi mastectomía», contó Anastacia durante la entrevista. «No esperaba que fueran a ser tan largas, pero era la única manera», explicó.

La cantante también contó que desde que se operó no había ido a la playa para no mostrar sus cicatrices. «He decidido hacer esta sesión de fotos para poder ser capaz de ir a la playa y no estar preocupada por si un paparazzi me fotografía sin yo darme cuenta. Quiero que esta sesión de fotos la vea todo el mundo y pueda estar en la playa sin preocuparme de lo que la gente piensa», dijo.

En el año 2003, Anastacia acudió a un especialista para someterse a una reducción de pecho y fue en ese momento en el que le encontraron algo raro al realizarle unas mamografías: «Estaba muy nerviosa, le dije al doctor: ’Soy muy joven, ¿de qué estás hablando?’». Los resultados de las pruebas confirmaron que sufría cáncer de mama. «Fue una bendición que lo encontrasen tan temprano. El cáncer y la muerte no tienen por qué ir de la mano. Si se detecta a tiempo se busca un tratamiento que te permita vivir». Anastacia anima a que todas las mujeres se realicen revisiones asiduamente: «Cuando se tienen veinte años se debe hacer la prueba y respirar tranquila hasta los 30, a partir de ese momento, es recomendable ir cada dos o tres años a revisión. Es muy importante detectarlo a tiempo».