El Norte de Castilla
Rodri y Bea, de 'GH17', enfrentados por la comida

Rodri y Bea, de 'GH17', enfrentados por la comida

  • La joven recriminó a su novio y a Alain que desayunaran huevos

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La relación entre Rodri y Bea, concursante de 'Gran Hermano 17', no es idílica por completo, como lo han dejado de manifiesto recientemente al protagonizar una acalorada discusión por la comida. Todo surgió por la decisión de Rodrigo y Alain de desayunar huevos, algo con lo que Bea no estaba de acuerdo. Nada más levantarse, la valenciana recriminó a sus compañeros que utilizaran dicho producto para mantener una dieta sana. Estas palabras no gustaron demasiado a su novio: «Te acabas de levantar y ya estás tocando los cojones, grita con la pared. Mucha gente come lo que le sale de los huevos, pues yo me como un huevo», decía él.

Esas palabras no intimidaron a Bea que seguía en sus trece y comentó que desde que Clara abandonó la casa cada uno hace lo que quiere, sin tener en cuenta al resto. Ante este comentario, Rodri optó por irse de la cocina para no seguir escuchando a Bea. La concursante se desahogó en el confesionario donde le dijo al Súper que sus compañeros estaban: «tocando los huevos de buena mañana».

Por otra parte, Rodri se quejó con Miguel del mal humor con el que se despertaba su novia. Adara quiso unirse a la discusión, posicionándose del lado de Bea, ya que la madrileña también consideraba obvio que los huevos son un producto básico para utilizar en la comida.

Afortunadamente, el enfadó duró muy poco y Bea acabó acercándose a Rodri, aunque sin ceder en su convicción de que los huevos no se pueden comer para desayunar.