El Norte de Castilla

Cristina Pedroche habla de su pérdida de peso

Cristina Pedroche habla de su pérdida de peso

  • La colaboradora de 'Zapeando' deja bien claro: «No he pasado de ser una ballena a una espina»

Cristina Pedroche se ha convertido en una de las presentadoras más carismáticas de la pequeña pantalla. La mujer del chef David Muñoz está disfrutando de su momento de gloria, tanto a nivel personal como profesional.

Este año, y ya van tres, será la encargada de dar las Campanadas en Antena 3. Cuando falta mes y medio con la cita, ya se ha comenzado a hablar sobre la posible vestimenta que luzca la vallecana. «Estamos en ello, yo soy sexy, atrevida y arrolladora, pero, me ponga un smoking o un vestido de cuello alto, van a hablar y va a haber críticas», ha señalado.

Para ir calentando motores, la presentadora ha brillado en un acto de la firma Elogy, que se ha celebrado en uno de los centros de El Corte Inglés en Madrid. La presentadora apareció espectacular y no tuvo ningún problema en hablar de su pérdida de peso: «Estoy que no paro de trabajar, pero no estoy haciendo ninguna dieta hipocalórica como se ha dicho. Como sano, y David se encarga de ello, pero sólo he perdido 3 kilos, no he pasado de ser una ballena a una espina. Antes me llamaban la ballena de Vallecas y ahora seré la fina de Vallecas».

'La más sexy'

Sobre las constantes críticas a las que está sometida, Cristina ha comentado en una entrevista para el portal 'Chance' que «las críticas no pueden afectar si es de gente que no conoces y te dan un poco igual. Soy feliz. Hago caso a mis padres, a mi familia, a mi marido y a mis amigos. Me siento ideal. He adelgazado tres kilos y eso no es para pasar de ballena a espina. No es una locura». Además, para ratificar que no tiene ningún problema con su físico, apunta que «me siento la más sexy del mundo. No hay nadie que sea más sexy que yo».

Sobre una posible maternidad, la presentadora todavía no lo tiene en cartera: «Acabo de cumplir 28 años, soy muy joven, ahora solo quiero a David para mí. No quiero que de madrugada el niño llore, no me veo capacitada ahora mismo. Cuando se tiene un bebé es para tenerlo, quererlo, cuidarlo, mimarlo, no quiero que mi madre y su madre se encarguen. Si tengo un bebé ahora, David a Londres y yo qué. Eso a mí no me gusta. Un bebé es para darle el máximo».