El Norte de Castilla

Kiko Rivera.
Kiko Rivera. / Efe

Kiko Rivera se reencuentra con su hijo en plena calle

  • El Dj mantiene la guerra abierta con Jessica Bueno

Kiko Rivera ya puede disfrutar de su primogénito. El Dj acudió a la casa de su ex, Jessica Bueno para reencontrarse con su primogénito, por lo que ya puede disfrutar de sus dos hijos Francisco y Anda, después de la reaparación de su madre que presentaba la pasada semana su nuevo disco 'Hasta que se apague el sol'.

Francisco cumplió el pasado 6 de noviembre cuatro años, una fecha que no olvidara Kiko ya que no pudo celebrar con él su cumpleaños y esperar quince días para poder hacerlo. «De nuevo otro año más... esta vez cumples 4, mi niño de mi alma. De nuevo otro año más sin estar cerca de ti en tu día. Pero no cariño no llores que 15 días pasan volando y el fin de semana podré estar junto a ti. 4 años desde que nació mi hijo mayor, una de mis debilidades. Te amo por encima del mundo, hijo», comentaba a través de Instagram.

Tras el concierto de su madre, Kiko Rivera confesó que hacía un gesto revelador de modo inconsciente «confirmando» que existió alguna fricción con su hermana Isa. Con el semblante serio evitó responder a las preguntas de los reporteros. Pero su rictus cambió cuando le preguntaron por su hermana. En ese momento se mordió el labio y asistió con ironía.

Ese mismo día, el Dj se desplazó hasta la residencia de Jessica Bueno para reencontrarse con su hijo Francisco. Al encontrarse padre e hijo se fundieron en un emotivo abrazo. En el interior del vehículo se encontraba su hermana Ana a quien intentaba agarrar su mano.

Minutos después Kiko publicaba en las redes sociales el mensaje «Mis dos mitades juntas completan mi felicidad, aunque algunos se empeñen en fastidiar jamás lo conseguirán», acompañado por una fotografía de sus dos hijos cogidos de la mano. Más tarde publicaba otra imagen en la que aparece abrazando a su hijo. «Mi grandullón le sigue gustando dormir con su padre #MiHijo #KikoRivera #TeAmo».

Por su parte, Irene Rosales publicaba un vídeo en el que se puede ver a Ana moverse de pie, agarrándose a la pequeña Ana. «De aquí a caminar solita ya queda muy poco. Ana cumplirá un año el mes que viene».