El Norte de Castilla

Un juez paraliza el entierro de La Veneno

Un juez paraliza el entierro de La Veneno

  • Está planeado que se le realice una segunda autopsia cuyos resultados se conocerían a lo largo de la semana que viene

Un juez ha ordenado la paralización del entierro de Cristina Ortiz Rodríguez 'La Veneno' hasta nueva orden según comentó Kiko Hernández durante 'Sálvame Deluxe' este mismo viernes. Se trata de realizarle una segunda autopsia al cadáver y hasta la semana que viene no se conocerían los resultados.

El sepelio estaba previsto para el sábado en su pueblo natal, Adra pero ha sido suspendido. Además, uno de sus hermanos apunta que todo se debe a que el juez ha visto "indicios de crimen".

Desde que fuera ingresada en estado de coma el pasado 9 de noviembre mcuho se ha especulado sobre sus heridas. Aunque la investigación, en un principio consideró que se trataba de un accidente por la mezcla de alcohol con una gran cantidad de ansiolíticos, muchas son las sombras que se ciernen sobre su muerte.

Hace apenas un mes que publicaba su libro de memorias donde se pueden encontrar algunos nombres de hombres con los que se habría acostado a lo largo de su vida. Durante la presentación del libro y la entrevista que tuvo lugar en Sálvame Deluxe ya advirtió que a alguien le podía molestar tantos detalles y que su vida corría peligro.

Dos amigas de Cristina acudieron al plató de Telecinco para dar algunos detalles de la vida que llevaba, de sus últimas voluntades y de la relación que la unía (o no) con su familia. Valeria comentó que su deseo era que la incineraran y esparcieran sus cenizas por el Parque del Oeste lugar en el que ejerció la prostitución durante años.

También comentó que solía tener peleas con su actual pareja al que acusó de vender enseres y objetos que pertenecían a Cristina como televisores y teléfonos móviles. Parece que es sobre él sobre el que recaen las mayores sospechas ya que la misma noche en que fue ingresada una vecina mantiene que discutieron y hasta llegó a llamar a emergencias.

Pepe Navarro entró por teléfono durante el programa para recordar cómo la descubrió así como para dejar claro que en el trabajo era una mujer disciplinada y muy profesional. Reconoció que no le hacía falta ningún guion y que lo mejor para todos era dejarle libertad. Se refirió a su final como «muy injusto».