Mariah Carey con James Packer.
Mariah Carey con James Packer. / Reuters

Mariah Carey declara la guerra a James Packer

  • La diva de la música le pide 50 millones de dólares a su expareja; la cantidad aparece en el acuerdo prenupcial

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La guerra entre Mariah Carey y James Packer no ha hecho nada más que empezar. La cantante ha echado hoy un poco más de leña al fuego. Según ha publicado el portal 'TMZ', la cantante reclama al billonario australiano 50 millones de dólares, una cantidad que viene estipulada en el preacuerdo nupcial, aunque tendrá que luchar en los tribunales porque los documentos nunca llegaron a firmarse.

El empresario quería, a toda costa, sellar su relación con la cantante y estaba especialmente molesto con que los letrados de su novia no agilizaran las gestiones para firmar el acuerdo prenupcial y poder casarse, según lo previsto, el 1 de marzo en Bora Bora.

Ese acuerdo cuenta con más de 100 páginas en las que se describen muchas de las condiciones del matrimonio, como las que hacen referencia a las joyas o artículos de lujo, que debían ser devueltos a Packer en caso de ruptura, salvo que llevaran una nota firmada en la que se especificara que era un regalo. En esos documentos se adelantaba la cantidad que recibiría la artista en caso de que el matrimonio fracasara: cincuenta millones de dólares, que son los que reclama ahora la cantante.

Los amigos y familiares cercanos de la diva apuntan que la novia ya había elegido el vestido, habían sido encargadas flores para la ceremonia y los vuelos de los invitados habían sido reservados. Y, todo ello, a pesar de que aún no podía casarse ya que Nick Cannon, ex marido de Carey, no ha firmado el divorcio. Lo que en realidad se estaba preparando era 'ceremonia de compromiso' con la que ambos pasarían a ser marido y mujer, aunque les quedarían por realizar los trámites legales una vez que Mariah obtuviera el divorcio.