Obama se arranca a cantar 'Purple Rain' en Halloween

vídeo

Barack Obama, en Halloween. / Atlas

  • El presidente de EE UU daba caramelos a un pequeño disfrazado de Prince cuando comenzó a interpretar la canción

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció un pequeño e improvisado homenaje a Prince el pasado 31 de Octubre, cuando se arrancó a cantar 'Purple Rain' al darle caramelos a un pequeño disfrazado del recientemente fallecido cantante. Un familiar del niño subió el vídeo a Twitter mientras aseguró que se trataba del "mejor Halloween nunca visto". Además, Barack y Michelle Obama sorprendieron a todos al bailar la canción de 'Thriller' antes de ofrecer caramelos a los más pequeños a las puertas de la Casa Blanca, decorada para la ocasión.