El Norte de Castilla

El marido de Nuria Roca triunfa en las redes sociales con su 'Anti-instagram'

El marido de Nuria Roca triunfa en las redes sociales con su 'Anti-instagram'

  • Juan del Val publica en su perfil de Instagram su vida diaria de una manera divertida

Juan del Val hace una presentación muy llamativa en su perfil de Instagram: «Aquí sólo habrá fotos reales. Nada de filtros, nada de poses, nada de vida idílica. Tal cual salga, tal cual es».

El marido de Nuria Roca lleva dos meses mostrando en la red social su vida diaria de una manera divertida, pero, sobre todo, real, muy diferente a cómo la lleva su mujer que prefiere colgar fotografías de sus viajes, en compañía de sus hijos o en su lugar de trabajo. El periodista de 46 años huye del 'postureo' y así lo demuestra en cada imagen que sube a esta red social, donde no ha dudado en parodiar a la propia Roca. Eso sí, la presentadora se lo toma con humor. «Haz el favor, eh!!! Que una tiene una reputación por aquí... #seráposible? #sinvergüenza #muyfuerteeltío #secreegracioso», publicó recientemente la valenciana en Instagram.

Pero lo cierto es que Juan ya ha visto crecer considerablemente su número de seguidores. En solo diez semanas ya cuenta con más de 29.000 incondicionales, que se ríen con sus malas caras, sus vídeos cantando o contando alguna anécdota de su infancia, sus platos a medio comer o sus posturas imposibles en las que parodia a famosos como Luis Rollán o Cristiano Ronaldo. Es tal la fama que ha alcanzado que le han dejado en la ventanilla de su coche una nota que dice: «Somos super fans de tu Instagram». El periodista no tardó en agradecer el detalle a través de su cuenta personal en esta red social. «Al volver al coche me he encontrado esto... Me he sentido entre muy contento y un poco acosado... Pero a quien haya sido, muchas gracias... ANTES DE QUE SE HAGA BOLA, lo de acosado es broma. Será alguien que me ha visto salir del coche. Nada más», aclaró del Val.

La primera imagen que el periodista subió a su particular 'Anti-Instagram' prometía. Se trataba de su pie cubierto por un 'pinkie', acompañado por el mensaje: «He pensado abrirme un anti Instagram. Es decir, un Instagram de fotos feas, sin filtros, pero sobre todo fotos que sean verdad. No haré nada para intentar salir guapo, no colocaré nada para que mi casa o mi vida siempre parezcan maravillosas... De esos perfiles ya hay muchos. A lo mejor no os gusta, pero siempre será real. Hoy por ejemplo me he pasado el día con estos ridículos calcetines o medias o como se llamen, de esos que pretenden hacer creer que llevas el pie descalzo debajo de las zapatillas... Con esta foto comienza mi anti Instagram», escribió el periodista.