El Norte de Castilla

Yola Berrocal, en tratamiento psicológico

Yola Berrocal, en tratamiento psicológico

  • La finalista de 'Supervivientes' responsabiliza de su estado de salud a Mila Ximénez

Yola Berrocal fue una de las participantes de la última edición de 'Supervivientes'. Durante sus días de estancia en la isla, sus enfrentamientos con Mila Ximénez se convirtieron en cotidianos. Unos enfrentamientos de los que, según ella, no se acaba de recuperar.

En una entrevista al programa 'Va a ser que sí', de 7deRàdio, la actriz apunta que el recuerdo que tiene del reality es de lo más amargo. En el mismo espacio ha llegado a confesar que pasó miedo en el concurso y que sufrió bullying, sobre todo por parte de Suso: «Me sentí muy pequeñita, lo pase bastante mal. Me quedaba paralizada porque intentaba no llorar. El comportamiento de Suso es el de una persona muy chulesca. No respeta a nadie. Lo que quería era dar caña. Yo estaba tan tranquila y esperaba a cualquier cosa para gritarme, como me afectaba tanto iba a por mí. En lugar de ser superviviente, pensaba que estaba en 'Sálvame', que iba a discutir. Quería dar vídeos para tener más audiencia».

Pero Yola Berrocal también tuvo palabras para Mila Ximénez. La actriz y bailarina ha comentado que se encuentra en tratamiento psicológico por culpa de la colaboradora de 'Sálvame': «Cuando llegué de Honduras estaba muy tocada. Tuve miedo de Mila, que yo creo que se comportaba así porque le pagaban mucho y sentía que tenía que hacer vídeos. Al principio estaba bien conmigo, pero luego explotó».

Además, apunta que mantuvo alguna pelea fuera del reality: «En la última semana de 'Supervivientes' nos dijeron que nos portáramos bien y que no hubiera más peleas. Mila cambió de actitud y estaba muy bien conmigo. Durante el viaje, fuimos muy bien en los diferentes aviones que cogimos. Llegamos a Madrid y en el hotel alguien le comentó que yo había hecho un comentario sobre el encuentro con su hija y, sin cámaras delante, me dijo auténticas burradas. Un machaque continuo, con una mirada y unas formas terribles».