El Norte de Castilla

El príncipe Haakon desvela su patrimonio por primera vez

El príncipe Haakon desvela su patrimonio por primera vez

  • El heredero de la corona noruega es titular de un millón de euros en fondos de inversión y de propiedades por valor de 23 millones

El príncipe Haakon de Noruega ha hecho público su patrimonio en un gesto inédito destinado a mejorar su imagen después del revuelo que causó la noticia de que alquilaba casas en sus terrenos sin haber cumplimentado los correspondientes permisos. El heredero de la corona noruega hizo llegar al diario 'Dagbladet' la lista de su patrimonio, consistente en nueve millones de coronas, el equivalente a un millón de euros, repartidas en fondos de inversión, además de las fincas de Skaugum, Flatholmen y Hardangervidda. La salida a la luz de las propiedades de Haakon constituye un gesto sin precedentes: el heredero está libre del pago de impuestos, así que en los registros públicos de Hacienda no hay constancia de sus bienes.

La estrella del patrimonio es sin duda la granja de Skaugum, también conocida como palacio porque hace las veces de residencia oficial del heredero y su mujer, Mette-Marit. Se trata de una finca de unas 15 hectáreas propiedad de la familia real desde 1929 y que sus padres le regalaron con motivo de su matrimonio. En el terreno, que tiene unas vistas impresionantes sobre el fiordo de Oslo, están la casa principal y otras cinco viviendas que también forman parte de la finca. Es precisamente el alquiler de esos cinco inmuebles el que ha generado la controversia que ha llevado al príncipe a hacer público su patrimonio. El diario 'Dagbladet' publicó que Haakon solía arrendar esas viviendas sin cumplimentar los permisos pertinentes, algo que no pudo ser desmentido por el interesado.

Aunque el valor de Skaugum es difícil de cuantificar, el propio periódico se aventuró a tasarlo en 22 millones de euros. Haakon tiene además una casa de vacaciones en la isla de Flatholmen que adquirió en 2009 por un millón de euros y dos chalets en la meseta de Hardangervida valorados en 400.000 euros. La de los alquileres sin permiso no es la primera polémica en la que se ve envuelto el príncipe, que ya estuvo en el ojo del huracán cuando se conoció que en 2015 se había hecho con un lujoso barco para pasar sus vacaciones en el Meditarráneo por el que pagó 220.000 euros semanales.