El Norte de Castilla

Isabel Pantoja.
Isabel Pantoja. / Efe

Isabel Pantoja, libre

  • Hoy, 28 de octubre, concluye su condena de dos años de cárcel por blanqueo de capitales

Hoy es el gran día para Isabel Pantoja. La tonadillera es una mujer completamente libre, al extinguirse la condena a dos años de cárcel por blanqueo no continuado de capitales que se le impuso dentro del caso Malaya. Acaba de terminar su particular calvario durante los cuales ha pasado por momentos de alegría y por otros totalmente hundida.

Ese calvario comenzó el día en el que la Audiencia de Málaga determinó que, además de tener que pagar 1.147.148 euros de multa, tenía que ingresar en la prisión de Alcalá de Guadaíra para cumplir la condena de privación de libertad. Desde una de sus celdas, la cantante pasó momentos muy duros, algunos de ellos relacionados con su estado de salud o con el trato que recibía en el centro, aunque también alguno extraordinario como el día en el que supo que iba a ser abuela por tercera vez.

Desde el día que atravesó las puertas de la cárcel se habló de que iba a tener un trato de favor de las funcionarias y, sobre todo, de la directora de la prisión. Incluso se llegó a decir que tenía la puerta de su celda abierta muchas más horas de las que se permitía, que podía salir a fumar cuando le viniera en gana e incluso que contaba en su celda con una gran variedad de embutidos. Pero estos tratos de favor fueron desmentidos por Instituciones Penitenciarias.

Isabel tuvo que vivir en prisión la aparición de la madre biológica de Chabelita, dispuesta a conocer a su hija e incluso a tener una relación con ella. Rosana Xalca, que era así como se llamaba, protagonizó un reportaje en el que relataba lo mucho que le costó dar en adopción a su hija nacida. «La perdí por darle una vida mejor y nunca me he arrepentido», aseguró, añadiendo que lo único que quería era poder «abrazarla y verla antes de morir».

Durante este tiempo entre rejas, también se han sucedido las peleas entre Kiko y Chabelita. Todo comenzó cuando el Dj se sometió a la prueba del polígrafo en 'Deluxe'. Allí salió a la luz que no tenía una relación demasiado fluida con su hermana: «Mi hermana piensa que una parte de nuestra familia no la quiere, cosa que no es cierto. Mi hermana es que es una persona que no es cercana, mi hermana es muy fría», aseguró entonces Kiko Rivera.

Chabelita, por su parte, comentó: «No me siento igual de querida que mi hermano y mi prima» y confesó que hace años que no se habla con su tío Agustín y que la familia le ponía ciertos impedimentos para hablar con su madre o para ir a verla a la cárcel: «Me dicen que espere, pero no sé nada y me muero de ganas de hablar con ella. Me siento estúpida. No sé nada de nada», declaró al ser preguntada por si había hablado con Isabel Pantoja tras su paso por Honduras.

Aunque ahora ha quedado libre, no será hasta dentro de tres años cuando se borren los antecedentes penales de Isabel Pantoja, siempre y cuando en este tiempo no cometa otro delito.