El Norte de Castilla

Risas y lágrimas en el encuentro entre Chiquito y Bertín en 'Mi casa es la tuya'

Risas y lágrimas en el encuentro entre Chiquito y Bertín en 'Mi casa es la tuya'

  • El humorista repasó su carrera y recordó a su mujer Pepita que perdió hace cuatro años

Bertín Osborne tuvo como invitado en su programa 'Mi casa es la tuya' a uno de los humoristas más carismáticos del país. Se trata de Chiquito de la Calzada que, a la conclusión del programa, reconoció: «He estado como si estuviera en mi casa». Actores, humoristas y cantaores, entre otros, hablaron de cómo le conocieron y de qué hechos de su vida les han marcado más. «Lo mejor del chiste que te cuenta Chiquito es cómo te lo cuenta y no su desenlace, que muchas veces ya lo conocemos», explica el presentador Juan y Medio.

Chiquito, a sus 84 años de edad, ya dejó el mundo del espectáculo y vive plácidamente en su casa de Málaga, aunque con la tristeza de haber perdido a su mujer. «Me han quitado la vida», se lamenta ante el fallecimiento de Pepita García, con la que llevaba más de 50 años casado, según recuerda una información publicada en la web del diario Sur.

El responsable de que Chiquito de la Calzada se convirtiera en un personaje popular fue Tomás Summers. Le seleccionó como participante en el programa 'Genio y Figura', que se emitió en Antena 3 entre 1994 y 1995, donde también conoció a Paz Padilla, a quien «quiere como si fuera una hija».

Tras un comienzo un tanto accidentado de programa, donde el pitido del cinturón del coche y la voz del GPS les ha servido de pretexto para arrancar más de una carcajada, Paz y Chiquito llegan a la casa de Osborne, quien comienza a contar la historia de Gregorio Sánchez, más conocido como Chiquito de la Calzada, un nombre que le viene del barrio en el que nació Calzada de la Trinidad. Allí fue donde comenzó a cantar flamenco a los 6 años y a los 8 ya pisó el escenario. Con 18, mientras cantaba en un espectáculo, vio entre el público a la que sería su mujer, Pepita.

Bertín Osborne le cuenta a Chiquito que le conoció hace 30 años en Marbella, mientras actuaba en un local. «Te quedabas hasta tarde, pero siempre cogías el último autobús hacia Málaga para dormir con tu Pepi», le explica el presentador.

Mientras Chiquito y Bertín charlaban en el sofá, Paz Padilla empezaba a mostrar sus dotes en la cocina, aunque parecía que eso no era lo suyo. Para empezar tuvo algún que otro encontronazo con la campana extractora. Mientras tanto, el presentador le pregunta al cómico: «¿Aprendiste algo de japonés?», quien responde con algunas palabras en el idioma nipón, además de comentar que era conocido como Chiquitosan.

«Él prefería no comer y comprarle regalos a Pepita», explica en un vídeo José Mercé. Chiquito muestra sus ojos enrojecidos por las lágrimas. Poco después, el ritmo cambia.

Tomás Summers aparece en el televisor que tienen en el salón y explica que en un principio uno de los directivos no quería a Chiquito en 'Genio y figura', pero que él logró convencerle. «Gracias a eso, España ganó un nuevo vocabulario», añade el director.

«Siete caballos vienen de Bonanza... La maté en agosto, la caló apretaba», canta el humorista mientras explica ante Bertín y Paz cómo fue su primera vez en el programa. «Terminé de cantar y nadie me había entendido», a lo que añade Paz: «Todos le miraban y no sabían de dónde había salido».

«¿Puedo ser presidente del Gobierno desde Málaga?», recuerda Juan y Medio, que preguntó Chiquito durante la broma que le gastaron en el programa 'Inocente, inocente', donde quisieron hacerle creer que había sido elegido para el puesto.

Sobre su mujer comentó que la primera vez que la vio le dijo: «Yo no he visto una mujer más guapa que tú» y a continuación explicó cómo fue su romance y boda. «El cura se estaba comiendo una torta de Algarrobo que parecía una palangana». Unas fotos de la pareja donde se puede apreciar el paso de los años aparecen en la pantalla. «Despues de su muerte, lo perdí todo, hasta la memoria».

A continuación, el salón deja de ser el escenario de la acción principal, para dejar paso a la cocina. Algo tan cotidiano como limpiar unos pimientos se convierte en un chiste si Chiquito está presente. «¡Les está haciendo una biopsia!», grita Paz Padilla al presentador mientras mira al humorista manejar el cuchillo con las hortalizas.

«He ido creando palabras a partir de lo que leía en los libros. Las veía sueltas y yo las juntaba. Por ejemplo 'Fistrovaginal'», explica el malagueño mientras continúa con su labor en la cocina.

Paz Padilla explica que sus primeros consejos para trabajar como humorista se los dio Chiquito en 'Genio y figura'. «Él me dijo que, aunque me quedara en blanco, hiciera lo que fuera porque no se notara en el escenario».

Con los pimientos fritos y el pescado cocinado, los tres comensales se preparan para dar buena cuenta del menú, a la vez que Bertín le explica a Paz sus primeras vivencias con Chiquito: «Tenías que verle bañándose en la playa a las siete de la mañana con los pantalones remangados». Risas y más risas amenizan la comida, hasta que sale el tema de su mujer. «Pepita iba con él a todas partes», inicia Paz Padilla. «Murió hace cuatro o cinco años ya. Cuando hablo de ella me pongo a llorar. Ella era mi vida», explica Chiquito. Poco después la presentadora añade que Chiquito se merece la Medalla de Andalucía: «A los humoristas no se les suele reconocer, pero él es un grande».