Isabel Preysler  con Mario Vargas Llosa.
Isabel Preysler con Mario Vargas Llosa. / ABC

Isabel Preysler asegura que no tiene intención de casarse

  • Ha querido desmentir los comentarios sobre la fiesta que ambos estaban preparando para finales de octubre y en donde se suponía que iban a decir a sus amigos más cercanos que ya se habían casado

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Isabel Preysler ha sido muy clara. Se encuentra muy feliz con su pareja, Mario Vargas Llosa, y no tiene ninguna intención de casarse, por el momento, a pesar de que, día tras día, surgen rumores de una boda inminente, según publica Beatriz Cortázar en su artículo de ABC.

«No tengo ninguna necesidad ni tampoco prisas por casarme, porque estamos perfectamente bien. Todo el mundo sabe que soy su pareja y te aseguro que estoy muy tranquila», explica Preysler, desmintiendo así los comentarios que circulaban sobre la fiesta que ambos estaban preparando para finales de octubre y en donde se suponía que iban a comunicar a sus amigos más cercanos que ya se habían casado. «En España podríamos casarnos cuando quisiéramos. En Perú sólo falta que se registre el certificado del divorcio en la localidad donde Mario contrajo matrimonio», añade.

«Mario sí me ha pedido que me case con él», insiste Preysler. Pero, de momento, ella no ha dado el paso adelante, aunque sí ha realizado una tregua en la apretada agenda del laureado escritor que estos días ha pasado por Santander y ahora tiene su próximo destino en Santo Domingo. Haciendo una excepción a su horario cuadriculado, Preysler ha estado durante todas estas semanas acompañando al Premio Nobel a lo ancho del mundo y cada destino era motivo de nuevos rumores acerca de una boda secreta.