El Norte de Castilla

El asesino en serie se sigue cobrando víctimas y Héctor se somete al polígrafo

El asesino en serie se sigue cobrando víctimas y Héctor se somete al polígrafo

  • Antena 3 emite el lunes, después de 'El Hormiguero', una nueva entrega de 'Mar de plástico'

En la próxima entrega de 'Mar de plástico', Pablo acaba de poner en evidencia a Héctor al mostrarle las fotos de una exnovia en posición semejante a la que tenía Marta cuando fue hallada muerta.

Las sospechas sobre Héctor se acentúan cuando Salva y Lola descubren que regresó a España un día antes de lo que él había declarado. Por tanto, él ya estaba en España cuando Marta murió.

Ante tantas dudas suscitadas, Héctor decide someterse a la prueba del polígrafo que pasa satisfactoriamente excepto en una última pregunta…

Por otro lado, el negocio del hachís sigue en marcha. Rueda continúa enriqueciéndose con la mercancía hasta el punto de poder regalar a Agneska un Ferrari, como en los viejos tiempos.

Pero el padre de Pilar, después de ver peligrar su vida, no está cómodo y decide hablar con Vlad: quiere dejar a su hija un negocio limpio y quiere apartarse de todo esto.

Vlad no lo admite y hace cambiar de idea a Francisco a través de una sucia artimaña: seduce a Pilar y se enrolla con ella mientras le muestra la escena a Francisco a través de su móvil, es una amenaza.

No será el único giro de tuerca que experimente la trama del tráfico de drogas en este capítulo ya que se descubrirá una peligrosa implicación de Pablo que le relaciona directamente con Vlad y sus actividades delictivas.

El misterio vuelve a aparecer cuando Fernando, en la cárcel, recibe otra de las cartas anónimas que anuncia un nuevo asesinato. Fernando se la enseña a Héctor, que anticipa lo peor.

Encuentran el cadáver del nuevo personaje asesinado dentro de su coche en un parking: le han golpeado la cabeza de la misma manera que sucedió con Marta: con un martillo y, de nuevo, no hay rastro de ADN ni de huellas. El forense, además, indica que tiene rastros de pesticidas en la cara y pulmones.

La relación entre Salva y Sol da un paso más cuando Lola pide un favor personal a su compañero: que vigile a la chica para que no le suceda nada. Salva y Sol se irán acercando.