El Norte de Castilla

Pol y Adara, juntos en la cama.
Pol y Adara, juntos en la cama. / Telecinco

Adara y Pol pasan
de Rodrigo y hacen el primer 'edredoning' de 'GH17'

  • La supuesta pareja de amigos tuvieron un distanciamiento que resolvieron entre caricias y bajo el edredón, sin acordarse de Rodrigo

El lío amoroso en el que están implicados Adara, Pol, Rodrigo e incluso Bea va en aumento. Los celos entre unos y otros, que en muchos casos se traducen en roces, se suceden cuando tan solo han pasado diez días del comienzo de 'Gran Hermano 17'.

Mientras Pol no entiende cómo a su amiga Adara le gusta Rodrigo, este último tampoco comprende qué hace la madrileña con el catalán y Bea está molesta porque ella también siento algo por Rodrigo. Un lío en maýusculas.

Según recoge la web de 'Vertele!', Álvaro también ha querido pronunciarse al respecto. El arquitecto desconfía de Adara pero tampoco está muy satisfecho con el comportamiento de Rodrigo con el resto de chicas de la casa.

A ello hay que añadir las críticas de Bea hacia Adara: «Yo pienso que Pol se está enganchando a ella y eso va a ser un problema» y continuó: «Yo no me fío nada de esta tía, es más falsa que una moneda de chocolate. Es un trozo de mierda así de grande».

Mientras tanto, Adara y Pol siguen a lo suyo. Después de un breve distanciamiento, estos dos supuestos amigos se fueron a la cama a reconciliarse. Las caricias dieron paso a un calentamiento, que quisieron ocultar bajo el edredón, protagonizando el primer 'edredoning' de la presente edición de 'GH'. Aunque el sonido es malo, parecen escucharse besos y una confesión de la azafata: «Me da cosa por mi madre». Antes del 'edredoning', Rodrigo apareció en escena y se quedó «blanco» ante lo que tenía ante sus ojos.

Al día siguiente, Bea no pudo contenerse y le recriminó a Adara lo que estaba haciendo con Pol: «Te gusta ser aquí el centro de atención y aquí no puedes ser siempre el centro de atención porque este chico tiene un corazón y se lo vas a romper, quieras o no, y mira que te aprecio, pero has entrado en un juego sucio, no le crees ilusiones a nadie cuando no quieres nada con él».

A lo que Adara respondió: «A ti qué te importa, por qué te tienes tú que meter... Deja de decir gilipolleces, no estoy jugando con él. Si tú tienes el mínimo aprecio a una persona no le dices esas cosas chillando. A mí, por favor, no te dirijas más». Pol tuvo que interceder: «Si juega conmigo en esta casa, es mi culpa ¿no?». Pero Bea no se calló y contestó a Adara: «Yo las cosas las hago de corazón. Manipuladora, que te calles, que te canta el pozo», unas palabras que provocaron las lágrimas de la azafata cuando ésta relató la escena a Noelia.

La valenciana continuó en el salón diciendo: «Del falserío no me fío, que lo sabes tú y toda España, tía. Que no eres clara... Es que me río en tu cara. Las mosquitas muertas luego son las peores. Si somos amigas las cosas se hablan a solas, no a voces delante de todo el mundo».

Temas