El Norte de Castilla

Tamara Gorro cuenta cómo es su relación con Ezequiel Garay

Tamara Gorro cuenta cómo es su relación con Ezequiel Garay

  • La presentadora ha concedido una entrevista a la revista 'Lecturas' en la que cuenta algunos pasajes desconocidos de su vida

Tamara Gorro está de vuelta en España después de haber pasado dos años en Rusia, acompañando a su marido, el futbolista Ezequiel Garay, y convirtiéndose en la mujer más feliz del mundo al cumplir su sueño de ser madre de una niña a la que han llamado Shaila.

En una entrevista concedida a la revista 'Lecturas', la celebrity ha contado que está muy contenta al empezar una nueva vida en España acompañada de su familia. La presentadora, que ha colaborado con la televisión rusa, no ha tenido una vida fácil antes de darse a conocer en 'Mujeres y Hombres y Viceversa'.

Tamara no ve con buenos ojos que la encasillen en la categoría de 'WAG', nombre con el que se conoce a las mujeres de futbolistas, porque ella se considera ante todo mujer de Ezequiel: «No soy la mujer de un futbolista, soy la mujer de Ezequiel Garay. Lo dejé todo por amor y lo volvería a hacer».

Según cuenta, se conocieron de forma fortuita. Ella era colaboradora de 'Sálvame' cuando él quiso contactar con ella. En un principio, la actracción no surgió. Pero, poco a poco, comenzaron a hablar y al final ella visitó su casa, surgiendo el flechazo. Ella misma comentó que el Ezequiel que había visto en Internet parecía un quinceañero horroroso, pero «el que la abrió, sin embargo, era guapísimo».

Algo más de cuatro años han pasado desde aquel momento. Ahora, Ezequiel y Tamara son una pareja feliz y, además, ella ha conseguido una de las metas que se había fijado: convertirse en madre. Después de 18 fecundaciones sin éxito, recurrió al vientre subrogado, y a día de hoy han formado una bonita familia. Con la madre de su hija, quien la llevó durante nueve meses dentro, habla a diario por Whatsapp, algo asombroso, pero también digno de admirar.

Tamara es una chica normal, a la que no le gusta hablar demasiado de su vida privada, sorprende por comentarios como: «Tengo bolsos de marca falsos, uno que se está destiñendo. Nunca me verás con uno original. Nos mudamos a otra zona porque es más segura, no por estatus, y mi coche lo he heredado de mi marido». En cualquier caso, dice estar agradecida a su marido ya que gracías a él ha podido formarse para tener un oficio en la televisión.

Uno de los peores momentos que ha pasado ha sido cuando su madre sufrió un ataque de epilepsia en pleno vuelo desde desde San Petersburgo a España: «Gracias a dos pasajeros que eran médicos, mi madre volvió a nacer. Aterrizamos de emergencia y estuvo en el hospital dos días».