Elecciones 24M

Saravia alerta de la destrucción de documentos y el PP replica que los oficiales están custodiados

Fotografía de las dependencias municipales de San Benito facilitada por Valladolid Toma la Palabra.
Fotografía de las dependencias municipales de San Benito facilitada por Valladolid Toma la Palabra.
  • El equipo de gobierno en funciones acusa a IU de poner bajo sospecha la gestión municipal

Los candidatos electos de Valladolid Toma la Palabra han alertado de una «llamativa destrucción de documentos», al menos en las dependencias municipales de San Benito. En opinión de esta plataforma, «no parece razonable esta inusitada actividad destructora, precisamente cuando faltan pocos días para la investidura de los concejales y para el comienzo del trabajo del nuevo equipo de gobierno». Para esta candidatura «la destrucción de documentos puede generar sospechas sobre las intenciones subyacentes, ya que entre los papeles destruidos bien podrían hallarse datos comprometedores relacionados con la gestión de los últimos veinte años». En el caso de que esta «masiva» eliminación sea un acto rutinario, añaden, «no parece lógico que sea el equipo de gobierno municipal saliente el que valore la conveniencia de su trituración». «Los cargos políticos salientes deben facilitar el relevo y esos informes pueden resultar de utilidad para ejercer una responsabilidad pública con la mayor solvencia», argumentaron.

Fuentes del equipo de gobierno aclararon que «es evidente que puede tratarse de una tarea lógica y propia del periodo en el que estamos». «No se trata de destrucción de documentos en el sentido tendencioso que parece expresar IU. Los expedientes los custodian los funcionarios y no los políticos, al menos así viene siendo en el Ayuntamiento con los gobiernos del PP». Las mismas fuentes recalcaron que los ciudadanos «pueden estar tranquilos». «La documentación oficial del Ayuntamiento está a buen recaudo. Este es un nuevo episodio de la forma calumniosa de hacer política de IU, que pone bajo sospecha a todo el mundo sin acreditar nada, y sin que les importe un bledo que se pueda dañar la imagen de la administración», dicen.