El Norte de Castilla
Elecciones 24M

vídeo

Francisco Vázquez, se abotona la americana tras escuchar el resultado de la votación y su elección como presidente de la Diputación.

Francisco Vázquez asume la presidencia y el reto de modernizar
la Diputación

  • Los trece votos del Partido Popular le dan la mayoría absoluta en el hemiciclo provincial, que ha constituido este miércoles

  • El reelegido máximo responsable de la Corporación se propone combatir la despoblación con planes especiales en las zonas más deprimidas

La votación de la nueva corporación de la Diputación Provincial acabó sin sorpresas. Francisco Vázquez reedita la presidencia que ha ocupado en los últimos cuatro años y el Partido Popular conserva el timón de la nave gracias a la mayoría absoluta que le conceden los trece diputados obtenidos. El Partido Socialista Obrero Español será la principal fuerza en la oposición, con Jesús Yubero como portavoz, mientras que Unión Progreso y Democracia y Ciudadanos entran en la corporación de la mano de Juan Ángel Ruiz y María Cuesta, respectivamente.

Empieza desde este miércoles una nueva etapa en la Corporación segoviana. La liturgia se ha seguido al pie de la letra. Primero, se ha constituido la mesa de edad, que ha estado presidida por el alcalde de Fresno de Cantespino, Rafael Fernández (PP) como miembro con el DNI más antiguo y por el socialista Alberto Serna en calidad de diputado más joven. Acto seguido se han comprobado las credenciales y los 25 nombres que se sentarán en los escaños de la institución han tomado posesión de su nuevo cargo.

fotogalería

Foto de familia de los 25 diputados provinciales que este miércoles han tomado posesión de sus cargos. / Antonio de Torre

Los trece integrantes del grupo mayoritario del Partido Popular han escogido la fórmula del juramento, con las excepciones de los regidores de Santa María la Real de Nieva y de San Cristóbal de Segovia, Jaime Pérez y Óscar Moral, respectivamente, quienes han optado por el 'prometo'.

Así lo han hecho también los diez diputados socialistas y el representante de UPyD; mientras que María Cuesta ha jurado su nueva responsabilidad. Ya con las medallas impuestas, los 25 miembros electos de la corporación han depositado sus votos en la urna. Al final, han concurrido cuatro candidatos: Francisco Vázquez, Jesús Yubero, Juan Ángel Ruiz y María Cuesta. El escrutinio no dio lugar a la sorpresa, los diputados mantuvieron la disciplina de partido y Francisco Vázquez ha reeditado la presidencia con los trece votos de sus correligionarios.

La nueva etapa de la Diputación arranca con el reto del presidente de avanzar en la modernización de la institución, la cual «debe mirar al futuro y seguir modernizándose». Vázquez ya ha anticipado que pondrá «todo su empeño» en ello. Los principios que ha enarbolado como inspiradores de esta nueva etapa.

Combatir el paro y frenar la despoblación

Tiene cuatro años por delante en los que tendrá que buscar soluciones a los que califica como principales problemas que lastran el desarrollo de la provincia a día de hoy: el desempleo y la despoblación.

Para el primero, Vázquez ha anunciado en su discurso de investidura la puesta en marcha de un Plan de Empleo para Ayuntamientos dedicado a la contratación de trabajadores. Para ello «contaremos con otras administraciones y con los agentes económicos y sociales e impulsaremos una mesa provincial por el empleo». En cuanto a una cura para el mal de la despoblación, el presidente aboga por la elaboración y aplicación de planes especiales en las zonas más deprimidas, como puede ser el nordeste.

Estas iniciativas están incluidas en el Plan Estratégico Provincial 2015-2020. El propósito del equipo de gobierno de la Corporación es que esté aprobado en los primeros tres meses de este mandato. El documento será el «instrumento para definir el futuro de nuestra tierra, con unos objetivos ajustados a la realidad que permitan incrementar la calidad de vida, la cohesión social y el desarrollo rural».

Diez compromisos

El presidente ha articulado los desafíos a los que se enfrenta su mandato en este cuatrienio que viene en torno a diez compromisos. Además de los proyectos encaminados a la creación de empleo y del plan estratégico, Vázquez ha hecho especial hincapié en su discurso en «aglutinar todos los programas en materia de cultura en el llamado Plan Cultural de la Provincia», a través del cual la Diputación pretende potenciar su papel como entidad difusora de la cultura. En ese cajón caben los programas 'Otoños con Pulso'; 'Cantos de Adviento'; 'Actuamos', en el que colaboran los consistorios; las campañas escolares de música en la escuela y de teatro; los circuitos escénicos en coordinación con la Junta, o las 'Aulas para convivir Cantando', entre otras iniciativas.

En este capítulo, Vázquez ha tendido la mano al resto de administraciones públicas y a entidades privadas para dar continuidad a proyectos culturales en los que la Diputación está presente, como el Hay Festival o Titirimundi. Esa declaración de intenciones de estrechar los vínculos de colaboración también ha tenido como destinatario al Ayuntamiento de Segovia, al que Vázquez ha conminado a sumar fuerzas en favor de la promoción cultural y turística y con el que confía «mejorar las relaciones».

En el horizonte del mandato asoman la celebración del centenario del teatro Juan Bravo, que en 2017 disfrutará de una programación especial; la potenciación de los programas del Instituto de Cultura Tradicional Manuel González Herrero mediante la ampliación de la labor investigadora y divulgativa, y «seguiremos incrementando nuestra ayuda y colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente», ha anticipado el presidente.

El Palacio de Congresos

También a lo largo de los próximos tres meses, el gobierno de la Diputación se ha propuesto dar luz verde al Plan Provincial de Carreteras 2016-2018 para la conservación y el mantenimiento de los 1.234 kilómetros de la red viaria provincial. Francisco Vázquez ha anunciado que para materializar esta iniciativa la Corporación va a triplicar la dotación presupuestaria a este cometido con respecto a las asignaciones de años anteriores.

No se ha olvidado de una de sus apuestas más polémicas al referirse a la elaboración de un Plan de Promoción Turística que persigue modernizar la promoción de los atractivos de la provincia y potenciar su presencia en foros y mercados. El presidente exhibió su firme convencimiento de que el Palacio de Congresos estará en marcha en este mandato para captar este tipo de turismo.