El Norte de Castilla
Elecciones 24M

La alcaldesa socialista de El Espinar promete estar cerca de los vecinos más vulnerables

La socialista Alicia Palomo promete su cargo como alcaldesa de El Espinar, ayer. El Norte
La socialista Alicia Palomo promete su cargo como alcaldesa de El Espinar, ayer. El Norte
  • Alicia Palomo recibe el voto de confianza del único concejal de Izquierda Unida, aunque no hay pactos firmados

Fue una sesión llena de emociones. El PSOE recuperaba la Alcaldía que perdió en 2011, y ahí estaba el último alcalde socialista, David Rubio, para felicitar efusivamente a la que persona que encarna su relevo, Alicia Palomo Sebastián, tras los cuatro años de gobierno del Partido Popular. Los socialistas arroparon a su nuevo referente en la localidad espinariega, el tercer municipio de la provincia que más población tiene. La reconquista de esta plaza era uno de los grandes objetivos que el PSOE de Segovia se marcó para las elecciones del 24 de mayo.

Tras la toma de posesión de los trece concejales de la Corporación, se procedió a la elección del alcalde. Y Alicia Palomo recibió los cinco votos de su grupo y el del concejal de Izquierda Unida, Eugenio López Villa, gesto que apoya la investidura de la candidata socialista aunque no exista pacto de gobernabilidad alguno entre ambas formaciones políticas. Con sus cinco ediles, el PSOE gobernará en minoría en El Espinar y tendrá que echar mano del diálogo y del consenso para cerrar apoyos puntuales que garanticen la estabilidad política del Ayuntamiento. El Partido Popular tiene cuatro concejales; Sí se Puede El Espinar, 2; Ciudadanos, 1; e Izquierda Unida, 1. Los ediles de PP, Sí se Puede y Ciudadanos votaron a sus respectivos candidatos.

En su discurso, la nueva alcaldesa se mostró como una persona cercana y comprometida con las necesidades de sus vecinos: «Soy una vecina más», subrayó. Alicia Palomo, que estuvo arropada por su marido y sus tres hijos, tuvo un recuerdo muy especial para el exalcalde socialista David Rubio, a quien agradeció el apoyo recibido. En buena medida, el éxito del PSOE en El Espinar se debe a la labor de Rubio.

Diálogo

«Nuestro pueblo ha decidido en las urnas que el diálogo y el consenso sean, a partir de ahora, fundamentales en la acción de gobierno. Y esa es mi actitud y mi deseo: que trabajemos conjuntamente por el bien común de nuestro pueblo. El Espinar es un municipio formado por cuatro núcleos de población, cada uno con sus particularidades, pero con necesidades comunes. Aunaremos esfuerzos, desde la diversidad de nuestra ideología, pero siempre con un objetivo común», manifestó Palomo.

La regidora, que lucía un vestido rojo, aseguró que encara la nueva etapa con verdadera ilusión: «Hoy es un día de emociones a flor de piel. Afronto este mandato con ilusión y un marcado sentido de la responsabilidad. Espero estar a la altura de las necesidades y demandas de mis vecinos. Trabajaré con diálogo y mano tendida». Como socialista, Palomo prometió estar cerca de los desfavorecidos: «Entiendo que la política municipal debe estar al servicio de los vecinos, de sus necesidades. Y los vecinos tienen que confiar en la vida política. Estaremos muy cerca de los colectivos más vulnerables, pues tenemos una sensibilidad especial hacia aquellos que más lo necesitan. La justicia social y la igualdad de oportunidades son dos principios que están en mi ideario».

Tras la toma de posesión, Alicia Palomo recibió la felicitación de todos los miembros de la Corporación, incluido el alcalde saliente, Francisco Jorge, que ahora ejercerá la oposición como portavoz del grupo municipal del Partido Popular. La anécdota del día se dio al comienzo de la sesión. El pleno de investidura empezó con retraso porque un edil pidió una Biblia para jurar el cargo y hubo que ir a buscarla.