Elecciones 24M

fotogalería

Sánchez Cabrera recibe el bastón de mando como presidente de la Diputación.

Un candidato no previsto presidirá la Diputación de Ávila

  • El nuevo presidente será Jesús Manuel Sánchez Cabrera

Saltó la sorpresa en la Diputación de Ávla y lo hizo dentro de las filas del Grupo Popular, que había obtenido la mayoría absoluta con 14 de los 25 representantes que conforman la institución. A su candidato oficial, Pablo Luis Gómez, se sumo otro pretendiente a la presidencia en el último momento, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, que ganó a su contrincante y compañero de partido, en segunda vuelta, por 11 votos (le respaldaron el diputado de Ciudadanos y el de Trato Ciudadano) a cinco.

Este concejal de Padiernos, empleado de banca de profesión, se ha convertido, a sus 32 años, en el nuevo presidente de la Diputación de Ávila. En su discurso de investidura habló de «nuevos tiempos», de «regeneración política, diálogo y transparencia». Y se dirigió a los alcaldes y concejales que estaban de pie, en los últimos puestos del patio de armas del Torreón de los Guzmanes, para decirles que debían estar en las primeras filas –donde se encontraban las autoridades abulenses-. De hecho, les invitó a ocupar el pasillo central y, una vez allí, les entregó el bastón de mando.

«Esto es la regeneración que está pidiendo el PP, que está pidiendo el pueblo y que la gente ha demostrado con la elección de los diputados –añadió Sánchez Cabrera después del pleno constitutivo-. Parece ser que querían que una persona joven apostara por presidir la Diputación». También aseguró que no había nada preparado, aunque reconoce que había mantenido «algunas conversaciones» con el presidente del PP, Antolín Sanz. Niega cualquier problema dentro del partido y no cree que el PP vaya a tomar medidas disciplinarias contra él. Apuesta por «trabajar conjuntamente, desde la unión de todos los grupos, para que la Diputación esté al servicio de los pueblos, sobre todo de los más pequeños».

Votación a dos vueltas

La sorpresa saltó en el momento en el que cada grupo presentó a su candidato a la presidencia de la Diputación. Todos los partidos presentaron a sus respectivos líderes (PSOE, Ciudadanos, Trato Ciudadano, UPyD e IU) excepto el PP, que lo hizo por partido doble. El alcalde de Tiñosillos, Carlos García, fue el que pronunció el nombre esperado y anunciado, Pablo Luis Gómez, pero acto seguido el concejal de Solosancho Jesús Martín García puso en la palestra a Sánchez Cabrera.

En la primera votación, Gómez obtuvo 10 apoyos y su compañero de partido, cuatro –lo que suma los 14 diputados del PP-. Parecía que el intento de rebelión iba a quedar en nada, pero en la segunda vuelta –a la que se tuvo que ir a no lograr nadie la mayoría absoluta, cifrada en 13- se cambiaron las turnas. Cinco populares cambiaron de caballo ganador y, además, Trato Ciudadano y Ciudadanos apoyaron al que finalmente se convirtió en el nuevo presidente de la Diputación de Ávila –PSOE, IU y UPyD respaldaron a sus candidatos-.

Sánchez Cabrera, que ya ha estado los últimos cuatro años como diputado provincial y es afiliado del PP desde 2002, fue acusado en 2014 por la Alianza UPA-COAG de beneficiar a Asaja en la gestión de los votos por correo de las pasadas elecciones a la Cámara Agraria abulense. Es el diputado del partido judicial de Ávila que obtuvo más votos en la elección de representantes de la institución por parte de los concejales del PP, que se celebró a mediados de junio.

Respuesta de Antolín Sanz

El presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz, ha calificado lo ocurrido como «triste, bochornoso y lamentable» y se ha quejado de que, en las distintas reuniones que ha mantenido con los diputados provinciales nadie planteó ninguna queja. «Hoy me he sentido dolido y avergonzado», añadió. Ya ha trasladado lo ocurrido al PP nacional y de Castilla y León, e incluso afirmó que Juan Vicente Herrera le ha trasladado todo su «respaldo». «Con lo ocurrido hoy, más firmeza que nunca», aunque no se atrevió a decir qué sanción les debe poner el partido porque es algo que no le corresponde a él.

Tiene claro que «este tipo de cosas no se improvisan» y por eso le duele que nadie le hubiera anunciado lo que iba a acontecer en el pleno de constitución. «Trabajaremos para tapar ese boquete», afirmó, asegurando que no se ha plateado dimitir. También destacó que fueron los propios concejales y alcaldes del PP los que eligieron a sus diputados provinciales y que el comité electoral del partido solo nombró al que debía ser el presidente, Pablo Luis Gómez, tal y como se señala en las normas internas.

El nuevo presidente será Jesús Manuel Sánchez Cabrera, concejal de Padiernos y que ya fue diputado provincial en la pasada legislatura, que presentó su candidatura por sorpresa en el Pleno de constitución de la Diputación Provincial de Ávila y forzó una segunda votación. En la primera Pablo Luis Gómez obtuvo diez votos, mientras que Sánchez Cabrera logró cuatro, Jesús Caro (PSOE) recibió siete y los otros cuatro portavoces de las otras formaciones políticas se votaron a sí mismos. En la segunda votación, Jesús Manuel Sánchez Cabrera consiguió once votos (nueve de diputados del PP, más los de Ciudadanos y Trato Ciudadano), y Pablo Luis Gómez recibió cinco votos.