El Norte de Castilla

La noche del #Sorqué? y de las encuestas fallidas

La noche del #Sorqué? y de las encuestas fallidas
  • Los candidatos fueron prudentes y esperaron a que sonaran las doce campanadas para utilizar sus redes sociales

Tristes, silenciosos, cautos… los perfiles sociales de los candidatos, que otros días bullían inquietos, repletos de promesas, de esperanzas, de bromas, de vida política, anoche preferían callar, esperar a que los resultados hablaran por sí solos antes de desatar su incontinencia tuitera. Izquierda Unida fueron de los primeros en abrir el fuego a nivel nacional: «No son buenos resultados, pero vamos a seguir trabajando por conseguir un gobierno progresista @abrazopartio», escribían cuando faltaban veinte minutos para las once de la noche.

más información
  • Más artículos de El rincón digital

  • Los memes más divertidos del debate a cuatro

Un par de horas antes, el perfil nacional de Ciudadanos se marcaba un «Ya en las anteriores elecciones fuimos muy perjudicados por la injusta Ley Electoral», en una jornada en la pasaron desapercibidos en el ránking del ‘Trending topic’, donde triunfaron etiquetas como #L6Elecciones, #AVotar y #UnidosPodemos26J.

A las once en punto, el Partido Popular publicó una imagen con un solo mensaje: #RajoyPresidente. No era necesario más. A la misma hora, Podemos optaba por utilizar una frase de su líder que, en ese momento, comparecía ante los medios de comunicación: «La confluencia, más allá de los resultados, es el camino correcto».

Mientras los populares abarrotaban las redes sociales con fotos de euforia y banderas en la calle Génova, los candidatos hacían mutis esperando, tal vez, una célebre ocurrencia que llevarse a la boca, un ánimo sincero para seguir adelante o, simplemente, cinco minutos a solas con el móvil. EnPodemos, a las doce de la noche PabloIglesias no había abierto su Twitter. Sí lo hicieron Íñigo Errejón y Pablo Echenique. El primero para defender que «somos una fuerza sólida e irreversible» y pedir «reflexión y mirada larga» y, el segundo, para garantizar que la lucha continúa. Albert Rivera también se dejó el Twitter en casa (lo recuperó casi a la una de la madrugada para escribir «hemos aguantado»), al igual que Alberto Garzón, al que el no ‘sorpasso’ le dejó sin palabras en las redes sociales. El que sí que se desató fue Rajoy en su perfil, que utilizó en una arenga inusitada en la que dejó tuits como «hemos dado la batalla por #España» y dejó claro su «orgullo» popular.

Y una noche más el perfil en Twitter del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, fue de los pocos que ignoraron la prudencia para arremeter contra las encuestas («Enhorabuena a mientoscopia a myworl y a toda esa caterva de vividores que se pasan el día intentando manipularnos»), y contra estrategias políticas como las de Unidos Podemos («Vender tus siglas por un bocata para darle una segunda oportunidad a la derecha. Un éxito señor @agarzon»).