El Norte de Castilla

Rajoy, eufórico; Iglesias, desolado

vídeo

Iglesias. / Foto: Kiko Huesca (Efe) | Vídeo: Colpisa

  • El líder del PP reclama su derecho a gobernar tras la victoria electoral

  • Podemos muestra su decepción y su candidato dice que es tiempo "de reflexionar"

  • Sánchez admite que no son los resultados que quería pero culpa a Iglesias del avance del PP

  • Rivera responsabiliza a la Ley D'Hont de la bajada de Ciudadanos y emplaza a PP y PSOE a sentarse en la mesa para intentar formar gobierno

El candidato del PP a la Moncloa, Mariano Rajoy, ha reivindicado su derecho a gobernar tras la victoria de su partido en las elecciones generales. "El PP se merece un respeto", ha proclamado ante los enfervorizados simpatizantes de la formación que se han congregado en la madrileña calle de Génova y que le han recibido al grito de "presidente, presidente" y "yo soy español, español, español".

Acompañado de su esposa, Elvira Fernández, y de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, así como de los vicesecretarios Javier Arenas, Fernando Martínez-Maillo, Javier Maroto, Pablo Casado y Andrea Levy, Rajoy ha proclamado que en los comicios "han ganado los demócratas, la libertad y los derechos de la gente". "Hemos ganado las elecciones, reclamamos el derecho a gobernar, precisamente porque hemos ganado las elecciones. Pero ahora de lo que se trata es de ser útil al cien por cien del pueblo español, a los que nos han votado y a los que no. A disposición de todos estamos nosotros", ha enfatizado.

Rajoy ha dado las gracias a los militantes y simpatizantes del PP. "Me siento enormemente orgulloso de este partido", ha apuntado, reconociendo que han atravesado una etapa difícil que han combatido con "ganas" y "determinación". "Siempre había alguien del PP con una bandera de España defendiendo aquello en lo que creen", ha continuado Rajoy. "Ha sido complicado pero hemos dado la batalla por España y por los españoles, y sin ponernos a las órdenes de nadie", ha manifestado.

Desolación en Podemos

El candidato de Unidos Podemos y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha admitido que los resultados logrados en las elecciones de este domingo no han sido "satisfactorios" y ha asumido que "es el momento de reflexionar".

Rodeado de la cúpula de su partido y candidatos de Unidos Podemos, Iglesias ha reconocido que afrontaba la jornada con "expectativas diferentes" y ha expresado su preocupación por la pérdida de apoyos que ha tenido "el bloque progresista", a la vez que le "preocupa" también que el PP y el "bloque conservador" haya aumentado su representación. Ha subrayado que lo que ha hecho Podemos en los últimos años es "histórico" y "no tiene precedentes", pero ha abundado en la idea de que "es momento de reflexionar" al no haber obtenido los resultados esperados.

Parecidos términos a los que usaba su número dos, Íñigo Errejón, quien previamente a la comparecencia de Iglesias había señalado: "Queda noche pero no son unos buenos resultados". Recalcaba que se trataba de una primera valoración, pero su semblante dejaba pocas dudas de la decepción imperante en la formación morada.

Ciudadanos carga contra la Ley D'Hont

"Queríamos más". Así se ha pronunciado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha señalado que no va a hacer como otros diciendo que esta es "una noche histórica" pero ha reivindicado que "el centro exite, y el centro viene a quedarse". "Lamentamos que estamos en la participación más baja de la historia de España", ha apuntado Rivera, quien ha dicho que tienen que analizar por qué no han conseguido movilizar a ciertas partes el electorado.

Rivera ha cargado contra la ley D´Hont, responsabilizándola de la bajada en ocho escaños del partido naranja, y ha pedido una norma "donde todos los votantes valgan igual". "El primer objetivo de esta legislatura es que vayamos a las urnas con una ley donde todos los ciudadanos sean iguales". Ha dicho que en el nuevo Parlamento van a exigir regeneración y cambio. "Por eso el voto de Ciudadanos va a ser útil", ha proclamado. "Queremos un cambio sensato, tranquilo, y lo vamos a hacer", ha agregado, antes de proclamarse orgulloso de pertenecer "a un partido de inconformistas". Por último, ha tendido la mano a PP y PSOE para formar gobierno, pero ha exigido que los sillones no se pongan por delante.

El PSOE respira tras evitar el 'sorpasso'

Por su parte, el secretario general y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha reivindicado que la suya sigue siendo "la primera fuerza política de la izquierda", tras acusar al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de haber sido el responsable de unas segundas elecciones en las que las fuerzas de la derecha han superado a las de la izquierda.

"Espero que Iglesias reflexione sobre estos resultados. Tuvo la posibilidad de votar a un gobierno progresista y poner fin al gobierno de Rajoy, pero la intransigencia y el interés personal por encima del interés general ha permitido mejorar los resultados del PP", ha manifestado en su comparecencia ante los medios en la sede de Ferraz.