El Norte de Castilla

Elecciones EEUU
Theresa May.
Theresa May. / Efe

«Seguiremos siendo socios fuertes»

  • "Gran Bretaña y Estados Unidos tienen una relación duradera basada en los valores de la libertad, la democracia y la empresa"

La primera ministra británica, Theresa May, ha felicitado a Donald Trump diciendo que Gran Bretaña y Estados Unidos seguirían siendo "socios fuertes y cercanos en materia de comercio, seguridad y defensa". "Quisiera felicitar a Donald Trump por ser elegido presidente de EE UU tras una dura campaña", dijo May en un comunicado.

"Gran Bretaña y Estados Unidos tienen una relación duradera y especial basada en los valores de la libertad, la democracia y la empresa. Somos y seguiremos siendo socios fuertes y cercanos en materia de comercio, seguridad y defensa", dijo. "Espero trabajar con el presidente electo Donald Trump, aprovechando estos lazos para asegurar la seguridad y la prosperidad de nuestras naciones en los próximos años".

Si el último sondeo, publicado por YouGov, reflejaba realmente las preferencias de los británicos ante las elecciones en Estados Unidos, el 65% quería la victoria de Hillary Clinton, el 11% la de Donald Trump y el 23% no tenía una opinión firme. Pero el candidato "no apto para ser presidente", según el ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, es el ganador.

Johnson, ahora jefe de la diplomacia británica también, dijo en marzo que 'el peor momento'- no especificó si lo fue de su entera vida- ocurrió en Nueva York cuando, posando para unos fotógrafos, una chica se acercó y preguntó en voz alta: "¿Es ese Trump?" Más tarde, cuando el presidente electo dijo que en Londres hay áreas musulmanas donde no entra la policía, el ex alcalde de la capital británica replicó: "La única razón por la que no iría a partes de Nueva York es la posibilidad de encontrarme con Donald Trump".

Ni las preferencias ni los precedentes crean el contexto ideal para un comienzo relajado de la nueva etapa en la 'relación especial' entre Londres y Washington, pero en un reciente libro- 'Cameron at 10. The Inside Story 2010-15', de Anthony Seldon y Peter Snowdon- se explica la realidad de la diplomacia entre países con el ejemplo de las llamadas telefónicas a Gordon Brown y a David Cameron tras las elecciones de 2010.

​ “Los líderes extranjeros se sorprenderían de saber que sus palabras a Brown unas horas antes “Es una pena que tengas que marcharte, porque eras tan bueno”- eran anotadas por el mismo funcionario que les oyó decir a Cameron: “Siempre deseamos tu victoria. Será estupendo y podremos ahora ajustar la relación entre nuestros países de una manera mucho mejor”.

Donald Trump logra el 'Brexit' americano, escribían esta mañana periodistas del Financial Times en las redes sociales. El líder del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, a quien Trump bautizó como 'Míster Brexit' era 'majorette' del cambio americano en las pantallas de televisión durante la noche, pero no es siquiera diputado en el Parlamento británico.

Para el Reino Unido de la primera ministra, Theresa May, que se sueña como bucanero del libre comercio mundial cuando se libre de la UE, la dirección que tomará Washington sobre la globalización o sobre Rusia es más preocupante que el supuesto beneficio de tener en la Casa Blanca a un líder estrafalario que saludó el 'Brexit' como una gran victoria.

Por el momento, May inicia la carrera para ser una de las primeras en felicitar telefónicamente a Trump y mostrar sus condolencias a Clinton.