Arrimadas: «Puigdemont ha sembrado el caos, yo quiero la senyera y el seny»

Para la candidata de Ciudadanos, el 21D es una «oportunidad histórica para poder ganar a los nacionalistas en las urnas»

EFEGERONA

La candidata de Ciudadanos (Cs) a la Generalitat, Inés Arrimadas, ha afirmado hoy que el expresidente de la Generalitat y cabeza de lista de JxCat, Carles Puigdemont, "ha sembrado el caos" en Cataluña, y se ha comprometido a que, desde la formación naranja, van a "recuperar la senyera y el seny".

Arrimadas ha participado en un acto de campaña en el Auditorio de Gerona junto al presidente de Cs, Albert Rivera, y el cabeza de cartel en esta provincia en las catalanas del 21D, Jean Castel, que ha reunido a unas 1.200 personas.

"Puigdemont ha sembrado el caos; yo quiero sembrar el seny (sentido común)", ha señalado Arrimadas, que ha agregado que Pugidemont ha sido el de la "fractura social" en Cataluña, que será "su peor herencia", y ella quiere "ser la presidenta de todos los catalanes, aunque no nos voten y no piensen como nosotros", ha dicho.

En este sentido, ha garantizado que Ciudadanos va a "recuperar la senyera (bandera catalana) y el seny" para que impere de nuevo la "convivencia" y la "unión", porque "esto no es un problema entre Cataluña y España, sino un problema entre catalanes".

Además de recuperar la convivencia, la candidata ha defendido que debe volver la "verdad" a Cataluña tras las "mentiras" del proceso soberanista: "No ha habido república y sí que se han fugado las empresas", ha constatado. "Basta ya de mentiras", ha instado a los partidos independentistas.

Rivera pide concentrar el voto para no tirarlo «a la basura» con PP o PSC

El líder de Cs, Albert Rivera, ha pedido este sábado concentrar el voto en la candidatura de Inés Arrimadas para no tirarlo "a la basura" dándoselo a PP o PSC en circunscripciones donde ya perdieron escaños en otras elecciones.

Ante las 1.200 personas que han llenado el Auditori de Girona, Rivera ha pedido a los votantes de PP y PSC que, al menos ahora, voten a Cs para evitar la dispersión del voto, porque "los viejos partidos" perderán su escaño en lugares como Girona y Lleida, y pueden obtenerlos los nacionalistas si Cs no consigue más apoyos.

Ha criticado que populares y socialistas solían cambiar su discurso cuando los nacionalistas les criticaban; que el PSC no representó ningún cambio cuando gobernó el tripartito y que, antes de proponer una quita de la deuda de la Generalitat, deberían preguntarse "dónde se han gastado el dinero".

Rivera, que ha acudido por tercera vez a un acto de campaña de Arrimadas, sostiene que lo único bueno del proceso independentista es que se acaba.

También ha asegurado que, si algún día llega a la Moncloa, dará tanta importancia "al último pueblo de Girona como al paseo de la Castellana" de Madrid, y ha apostado por una España abierta, moderna y diversa pero unida dentro de Europa.

Rivera ha propuesto reformar el sistema porque se ha confundido "descentralización con el ridículo" y porque los derechos deben ser iguales en toda España, tras lo cual ha defendido que no es lo mismo el inmovilismo del PP que el dinamismo de Cs, ni es lo mismo su propuesta de una nación de ciudadanos libres que el planteamiento socialista.

Tampoco considera igual cambiar la Constitución para reformar la ley electoral y eliminar privilegios que "hacer un traje a medida" a los independentistas.

Para él, lo que está en juego el 21 de diciembre no es sólo electoral, sino el modelo de país para los hijos y "volver a explicar qué es una peseta y una aduana", porque Cataluña saldría de la UE, y se siente orgulloso de haber nacido en Cataluña pero cree que nadie debe sentirse superior a ningún otro español.

Ha reiterado que una de sus primeras medidas en el caso de ser presidenta de la Generalitat será hacer una auditoría independiente sobre el coste del proceso soberanista para destinar esos recursos a políticas sociales, con "propuestas realistas" como las de Cs, e impulsar un plan de choque para que vuelvan las empresas.

Para la candidata, el 21D es una "oportunidad histórica para poder ganar a los nacionalistas en las urnas", y ha advertido de que no pueden "dejar escapar esta oportunidad", porque se arrepentirían "siempre". "Que nadie se quede en casa", ha sentenciado.

Por su parte, Castel ha asegurado que estas elecciones son "históricas" porque por primera vez hay la "oportunidad de atajar el nacionalismo excluyente, que es dictatorial y que con absolutismo pretende inocularnos su dictadura", y ha augurado que tras el 21D "Cataluña será naranja".

El cabeza de cartel por Girona ha calificado de "triste" que el expresident Puigdemont pretenda hacer campaña "estando de vacaciones" en Bruselas y, así, le ha instado a "dar la cara" y volver a Cataluña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos