La vivienda de segunda mano repunta por la falta de 'stock' de obra nueva

Miguel Ángel Rodríguez, director territorial noroeste de Aliseda./El Norte
Miguel Ángel Rodríguez, director territorial noroeste de Aliseda. / El Norte

La inmobiliaria Aliseda, vinculada a Banco Popular, vendió 880 inmuebles en Castilla y León en 2016

E. C.VALLADOLID

La inmobiliaria Aliseda, vinculada al Banco Popular, ha alcanzado los 148,5 millones de euros en ventas durante el año 2016 en la zona territorial Noroeste, que engloba a Castilla y León y Asturias, con más de 880 inmuebles vendidos. Así lo ha explicado este martes el director territorial de la zona Noroeste, Miguel Ángel Rodríguez, durante la presentación de resultados en Valladolid.

Según ha explicado Rodríguez, del total de ventas el 62% corresponde a producto terminado. Dentro de este grupo, el 30% son viviendas de obra nueva y el 70% inmuebles de segunda mano, fundamentalmente por la escasez de vivienda nueva en la mayoría de las poblaciones y por el precio más bajo de la vivienda de segunda mano. El 26% de las operaciones se corresponden a la venta de suelo y el 12% a la venta de activos de patrimonio, fundamentalmente hoteles.

En el ámbito nacional, el portal inmobiliario de Popular vendió en 2016 más de 11.000 inmuebles por un valor de 1.860 millones de euros, según ha explicado el director de marketing corporativo de Aliseda, Fernando Elvira.

La compañía se muestra optimista respecto a las perspectivas para el año 2017, centrada en nuevas áreas de negocio como la promoción inmobiliaria, la gestión de suelo y el patrimonio.

Con una plantilla de 17 personas entre los departamentos de crédito y de gestión de activos, la inmobiliaria cuenta en esta zona con delegaciones en Valladolid, Burgos y Gijón.

Perfiles de compradores

Según ha explicado Miguel Ángel Rodríguez, el perfil mayoritario en esta zona es cliente que busca una primera vivienda, de entre 28 y 45 años y poca capacidad de ahorro, que en muchos casos precisa necesidades de financiación de entre el 90% y el 100%. La mayoría de estos clientes buscan viviendas en zonas periféricas (como Arroyo de la Encomienda y La Cistérniga, en Valladolid) con precios más bajos que en la zona centro de las capitales.

Otros perfiles con cierta presencia son antiguos arrendatarios de casas en alquiler que pasan a comprar una vivienda en propiedad, reponedores (venden su casa para comprar otra) o inversores que compran varios inmuebles para su posterior alquiler.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos