Los embargos sobre viviendas caen 43% en Castilla y León

Concentración en Palencia contra los desahucios. /A. QUINTERO
Concentración en Palencia contra los desahucios. / A. QUINTERO

De las 177 ejecuciones hipotecarias registradas en el segundo trimestre del añ, 76 correspondieron a personas físicas y el resto a jurídicas

EL NORTEValladolid

Las ejecuciones hipotecarias (o embargos de una propiedad para su venta) tras el impago de un crédito para una vivienda cayeron un 43% en el segundo trimestre del año en Castilla y León, hasta las 177, frente a las 310 del mismo periodo del 2016.

Según los datos facilitados por el INE, los embargos también se redujeron un 20,3% en ese segundo trimestre respecto al primero del año en la comunidad, informa Efe.

En el conjunto nacional, el número total de viviendas -habituales y de otro tipo- que fueron objeto de una ejecución hipotecaria se elevó a 6.937, un 24,2% menos que en el trimestre anterior y un 42,3% menos que un año antes.

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuyó un 28,7% en tasa anual, y el de usadas lo hizo un 44,6%.

Andalucía y Valencia, a la cabeza

Los datos por comunidades autónomas muestran que aquellas con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el segundo trimestre fueron Andalucía (3.581), Valencia (2.694) y Cataluña (1.758), en tanto que Navarra (47), País Vasco (87) y Cantabria (95) registraron las cifras más bajas.

Castilla y León sumó 709 ejecuciones sobre fincas, el séptimo mayor dato del conjunto nacional, con el mismo registro que Castilla-La Mancha.

En el caso de viviendas, Andalucía (1.915), Valencia (1.444) y Cataluña (1.014) presentaban el mayor número de ejecuciones, y Navarra (20), La Rioja (40) y el País Vasco (50), las menores.

En el caso de viviendas de personas físicas, los embargos fueron 76 en Castilla y León, con 101 de personas jurídicas.

Recuperación ante los impagos

El director del Gabinete de Estudios de pisos.com, Miguel Gandarias, cree que «es muy positivo» que la estadística de ejecuciones hipotecarias tenga «un ajuste tan importante», porque es un «síntoma claro de la buena marcha del sector y de la recuperación de las entidades financieras frente a los impagos de la crisis».

El portal inmobiliario ha recordado que la mayoría de las ejecuciones hipotecarias afectan a hipotecas construidas en 2007, cuando los precios se encontraban en máximos, y que las viviendas compradas en aquella época se depreciarían por debajo del valor de la hipoteca, lo que haría que la casa valiera menos en el mercado que la cantidad pendiente de pago en el banco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos