Venta y promoción de viviendas en una inmobiliaria de Miranda de Ebro (Burgos).
Venta y promoción de viviendas en una inmobiliaria de Miranda de Ebro (Burgos). / Avelino Gómez

La vivienda se abarata en Castilla y León

  • El precio medio del metro cuadrado al finalizar 2016 fue de 1.258 euros, el 4,04 menos que un año antes

El pasado 2016 ha iniciado la senda de la recuperación definitiva del sector inmobiliario, según se desprende de los datos que ofrecen indicadores tan significativos como la firma de hipotecas y la compraventa de inmuebles, con un claro protagonismo de la vivienda de segunda mano. El ajuste de los precios también contribuyó al incremento de las ventas.

El precio medio de la vivienda de segunda mano el pasado diciembre en Castilla y León fue de 1.258 euros por metro cuadrado, según el informe anual que ha divulgado el portal inmobiliario pisos.com. El coste supuso un ascenso del 0,19% frente al anterior mes de noviembre, aunque interanualmente se ha registrado una caída del 4,04% en la comunidad, la tercera más relevante del conjunto nacional. Semestralmente, el descenso fue del 3,25%, la segunda bajada más intensa entre las comunidades autónomas, mientras que trimestralmente la caída fue del 1,32%, la tercera de España en la que el precio experimentó un mayor ajuste.

El informe anual del portal inmobiliario pisos.com señala también que Castilla y León fue la cuarta autonomía más barata del país, por detrás de Castilla-La Mancha (922 euros por metro cuadrado), Extremadura (1.095) y Murcia (1.181). La vivienda de segunda mano en España en diciembre de 2016 registró un precio medio de 1.546 euros por metro cuadrado (288 euros más que en Castilla yLeón), con un descenso mensual del 0,16%. La subida nacional interanual fue del 0,69%.

La provincia de Palencia (1,64%) ocupó el tercer puesto en el ranking nacional de la subida de precios entre diciembre y noviembre. Segovia, por el contrario, fue la provincia de la región en que más cayó (-0,45%). Interanualmente, Soria (2,80%) fue la única provincia de la autonomía en que creció, mientras que León (-6,29%) y Burgos (-6,06%) ocuparon los puestos tercero y cuarto en el listado de descensos más intensos del país. La provincia castellana y leonesa más cara fue Segovia (1.454 euros el metro cuadrado), mientras que la más barata fue Ávila (818 euros), que también fue la tercera más económica de España.

Entre Palencia y Ávila

En cuanto a las capitales de la comunidad, Palencia (1,23%) fue la tercera que más aumentó sus precios mensualmente en España. La depreciación más intensa en este periodo la protagonizó Ávila, con una caída del 0,59%, la novena que más se ajustó del país. Palencia, con un descenso del 6,76%, fue la quinta capital española que más se depreció frente a diciembre de 2015, y León (-4,87%), la séptima. Soria (1,02%) y Ávila (0,22%) fueron las únicas capitales regionales que subieron en esta comparativa. En el apartado de precios, Ávila (979 euros el metro cuadrado) fue la más barata de España. Salamanca (1.847 euros) fue la decimocuarta más cara.

Respecto a los municipios de la comunidad, Benavente (8,29%), en Zamora, fue el séptimo que más subió del país trimestralmente, mientras que San Cristóbal de Segovia, con un descenso del 4,20%, en Segovia, fue el que más cayó de la región en ese mismo periodo. De un año a otro, Benavente (11,99%) volvió a ser la localidad que más creció de la autonomía. Por su parte, Villaquilambre (-9,37%), en León, arrojó el descenso más intenso entre los municipios de la región en esta comparativa. San Ildefonso, en Segovia, fue la población más cara de Castilla y León, con un precio de 1.767 euros por metro cuadrado. El municipio de Las Navas del Marqués (734 euros), en Ávila, fue el más asequible de la autonomía.

Por su parte, Baleares (6,36%), Canarias (5,69%) y Comunidad Valenciana (4,97%) fueron las autonomías que más crecieron de un año a otro. Las bajadas más llamativas se registraron en el País Vasco (-6,48%) y Cantabria (-4,97%). La caída mensual más pronunciada se dio en Canarias (-2,14%), mientras que el ascenso más marcado lo arrojó Castilla-La Mancha (1,55%). La región más cara en diciembre de 2016 fue el País Vasco (2.639 euros por metro cuadrado), y la más barata, Castilla-La Mancha (922 euros).

Por provincias, las subidas interanuales más intensas se dieron en Santa Cruz de Tenerife (11,92%), Zaragoza (8,71%) y Málaga (8,58%), localizándose los retrocesos más marcados en Cáceres (-10,02%), La Coruña (-9,02%) y León (-6,29%). Frente a noviembre, la subida más llamativa la protagonizó Zaragoza (3,75%). En el apartado de caídas mensuales, destacó Almería (-3,93%). La provincia más cara fue Guipúzcoa (3.005 euros por metro cuadrado) y la más barata, Cuenca (698 euros).

Un equilibrio notable

El director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, señaló ayer que las cifras registradas al finalizar 2016 indican que los precios de la vivienda han alcanzado un equilibrio muy notable y que las variaciones al alza o a la baja en el conjunto nacional estén siendo tan contenidas es una señal clara de que la evolución de este indicador en 2017 irá en consonancia con el mercado.

Asimismo, Alemany advierte de que las compraventas y las hipotecas deben crecer de forma coherente en el nuevo año para que no vuelvan a registrarse datos desproporcionados. «Para la buena marcha del sector, es imprescindible que el acceso a la financiación se realice desde un análisis pormenorizado de las finanzas personales. Las entidades bancarias tienen en su mano la llave para que los índices de morosidad hipotecaria del futuro estén bajo control», agrega el director general de pisos.com. No obstante, el directivo también aconseja a los potenciales compradores que una vivienda solo es una buena inversión cuando se está económicamente preparado para afrontar su compra. «En caso contrario, se acaba convirtiendo en un problema», concluye.