Cláusulas suelo ¿y ahora qué?

Cláusulas suelo ¿y ahora qué?
  • La presidenta de los empresarios de Valladolid y socia directora del despacho Negotia Abogados analiza las reacciones de las entidades bancarias ante la sentencia del Tribunal Europeo

Acaba de conocerse la Sentencia del Tribunal Europeo de Justicia, por la que se reconoce la retroactividad desde la fecha de firma del contrato de las cláusulas suelo, consideradas cláusulas abusivas.

Esta sentencia está causando bastante revuelo y expectación, tal y como estamos comprobando en las redes sociales y en los medios de comunicación. Pero, ¿realmente cambia mucho el panorama existente hasta ahora?

Parece ser que la mayoría de las entidades financieras no van a aplicar de manera automática la Sentencia de Estrasburgo. Lo único que están haciendo es provisionar el pago de dichas cantidades. Habrá que esperar a ver si alguna ofrece acuerdos a sus clientes y en que términos, por cuanto es posible que sea por una cantidad menor de la que les corresponde, pero que compense los posibles gastos judiciales e inconvenientes de acudir al proceso judicial. Los bancos cuentan con que muchos clientes no van a reclamar por comodidad, porque ya ha finalizado su hipoteca, porque el importe no compense el trastorno de un proceso judicial, ..., con lo que compensarían por esa vía los gastos judiciales y costas que previsiblemente tendrán que abonar por las más que probables sentencias condenatorias de aquéllos que sí decidan reclamar.

Hay entidades, como BBVA que ya dejaron de aplicar estas cláusulas a sus clientes desde mayo del año 2013, fecha en que se dictó la Sentencia del Tribunal Supremo por la que fueron condenados a anular las cláusulas suelo por abusivas. Sin embargo, hay otras entidades como Banco Sabadell o Unicaja, que no han eliminado de manera voluntaria y general las cláusulas suelo de sus clientes, defendiendo su legalidad.

Teniendo en cuenta los dos tipos de comportamiento diferentes, es previsible que entidades que han sido proclives a negociar con sus clientes, ofrezcan algún tipo de alternativa. Pero como hemos visto, hay bancos que no reconocen la nulidad general de todas sus cláusulas suelo, recogiendo la propia doctrina del Tribunal Supremo, que manifiesta que la cláusula suelo como tal no es ilegal y que se deberá analizar en cada caso su transparencia y adecuación a la legalidad y mantienen, como Banco Sabadell, que sus cláusulas son transparentes. En estos casos en los que los bancos no están eliminando de manera voluntaria las cláusulas suelo, los afectados tendrán que seguir con el mismo actuar que hasta ahora, no tendrán más remedio que acudir a la vía judicial para solicitar la nulidad concreta de su cláusula suelo, tal y como se estaba haciendo hasta ahora.

La Sentencia del Tribunal Europeo no cambia la situación de todos aquellos que teniendo cláusula suelo, su banco no se la haya eliminado, tendrán que acudir a la vía judicial como se ha venido haciendo hasta ahora, para solicitar su declaración de cláusula abusiva y, en consecuencia, su anulación. La diferencia estriba en que el importe a devolver por el banco en aquellos supuestos en que los jueces eliminen la cláusula será superior, al incluir todos los intereses indebidamente abonados de más, y no sólo los intereses generados desde la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013.

Cierto es que muchos afectados estaban esperando a que se dictara esta Sentencia y se prevé que se inicien nuevas demandas, ya con la casi certeza de que, en caso de que se estime la nulidad del cláusula suelo, se le devolverá la totalidad de los intereses indebidamente abonados.

Lo que no cambia la Sentencia europea es que cada cláusula, y cada caso, se deberán analizar de manera independiente, ya que no modifica la doctrina del Tribunal Supremo que considera la cláusula legal, siempre y cuando cumpla con los criterios de información y transparencia exigidos, por lo que tampoco se espera que aquellas entidades financieras que no han eliminado de manera general estas cláusulas a sus clientes, lo vayan a hacer ahora.