El Norte de Castilla

La mitad del sueldo de los jóvenes españoles se va al alquiler, el 20% más de lo aconsejable

Una joven comprueba los precios de pisos en una inmobiliaria de Valladolid.
Una joven comprueba los precios de pisos en una inmobiliaria de Valladolid. / Ramón Alonso
  • Las condiciones salariales de los menores de 34 años les obligan a invertir el 44% de sus ingresos en el caso de que tengan una hipoteca

Un lugar en donde vivir. Imprescindible. Y a la vez difícil si una parte del sueldo hay que destinarla al alquiler o a la compra de una vivienda. Más aún en el caso de muchos jóvenes españoles, limitados por un salario corto, insuficiente para cubrir con holgura todas las necesidades básicas. Ahí están los datos para corroborarlo. Según el portal inmobiliario www.pisos.com, los inquilinos menores de 34 años destinan el 55,34% de su salario al pago del alquiler, unos 661 euros de media mensuales -56 euros más que el año pasado-, lo que excede con creces la recomendación oficial de destinar como máximo el 35% de los ingresos mensuales al pago de la vivienda.

También en el caso del pago de la hipoteca, cuyo precio medio en España es de 523 euros. Aquí los jóvenes menores de 34 años deben invertir el 43,79% de su sueldo. En comunidades como Madrid, Baleares o Cataluña, la situación es todavía más difícil, al ser el valor medio de las hipotecas en estos lugares de 749, 686 y 608 euros, respectivamente.

«El acceso a la vivienda continúa siendo complicado para los jóvenes, que se encuentran con el obstáculo de no tener ingresos suficientes tanto cuando se trata de alquilar como de comprar», señala Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com. El responsable del portal inmobiliario explica que los contratos a los que se enfrenta este sector de la población suelen estar marcados por la temporalidad, de modo que los jóvenes apenas constituyen una demanda fuerte dentro del mercado de la compra por la precariedad de sus condiciones laborales y su escasa capacidad para ahorrar».

Sube el piso compartido

Siempre queda, no obstante, la posibilidad de compartir piso para abaratar el coste de la residencia. Más aún en un contexto de inestabilidad económica. También aquí hay obstáculos. Según el último informe de pisos compartidos realizado por pisos.com, el precio medio de la habitación en alquiler ha subido el 22,5% respecto al año pasado, situándose en los 280 euros al mes. La franja de edad que más demanda inmuebles compartidos está comprendida entre los 18 y los 25 años (49,44%). Los inquilinos de entre 26 y 35 años suponen el 29,30%. Por otro lado, el 54,87% de los perfiles son mujeres, frente al 45,13% de hombres, lo que se explica, en parte, debido a la inferioridad de los sueldos de las primeras.

La brecha salarial de género es algo notorio en este tipo de indicadores desde hace años. La mujer menor de 34 años invierte el 61,53% de sus ingresos en afrontar el alquiler, o el 48,70% en el caso de que deba pagar la hipoteca, superando la media masculina en ambos casos, que se sitúa en el 50,30% y el 39,81%, respectivamente.