El TSJ ratifica una sentencia que condena a pagar el trabajo en sábado como horas extras

CC OO pleiteó para defender el convenio colectivo del sector cárnico de Ponferrada, que establece una jornada laboral de lunes a viernes

EL NORTEVALLADOLID

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León ha ratificado la sentencia del juzgado de lo Social nº1 de Ponferrada en la que el servicio jurídico de CC OO reclamaba para un trabajador del sector de Industrias Cárnicas el pago como horas extraordinarias de la jornada realizada de forma sistemática los sábados desde hacía un año, cuando el convenio colectivo del sector fija la jornada de lunes a viernes.

En el juicio, la empresa reconoció el trabajo los sábados, pero «mediante un cómputo de horas extraño vino a decir que cumplía la jornada semanal establecida incluyendo la jornada del sábado y por tanto entendía que no había horas extraordinarias», explicó el sindicato en un comunicado. La empresa admitió que no tenía ningún control de horas en 2016 y señaló que lo habían empezado a hacer en 2017, aunque el testigo propuesto por la propia empresa contradijo esta alegación de la empresa.

La sentencia estima la demanda y reconoce que la parte demandante trató por distintos medios probar las horas extraordinarias.Acudiendo a la doctrina jurídica, entiende que de acuerdo con el artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores, «al realizarse horas extraordinarias, debió llevarse el correspondiente registro de las mismas, concurriendo en este caso la circunstancia de que el art. 48 del convenio colectivo de Industrias Cárnicas establece una jornada ordinaria de lunes a viernes».

En su recurso al TSJCyL, la empresa planteó que haber incurrido en una omisión en el cumplimiento de sus obligaciones en relación con el registro horario no es suficiente para invertir la carga de la prueba.

La sentencia del TSJCyL establece la obligación, en los supuestos en los que se realicen jornadas diarias superiores, de entregar –al final de mes– copia al trabajador de las horas extras realizadas. Como la sentencia de instancia declaraba probado que se trabajaba en sábados y el convenio no lo regula como día laborable, dicho trabajo en sábado es constitutivo de horas extraordinarias (...), la empresa tiene obligación de registrarlas o infringe el Estatuto.

Por tanto si en la empresa se hacían horas extraordinarias y era obligado registrarlas y se ha incumplido tal obligación, «no cabe depositar sobre el trabajador las consecuencias perniciosas derivadas de dicho incumplimiento, pues éste fue diligente tratando de traer al proceso los instrumentos de prueba adecuados», señala la sentencia.

El sindicato considera que la obligación del registro de la jornada laboral debe servir para evitar abusos

Esta, además, hace una valoración «muy interesante» en opinión de CC OO «respecto a la destrucción de imágenes grabadas por las cámaras de seguridad de la empresa y la aportación por su parte de la prueba videográfica». En este sentido, «establece que no consta acuerdo alguno sobre el plazo de conservación de las imágenes, ni que se haya proporcionado información sobre tal extremo, ni se invoca norma que fije plazo concreto alguno, ni consta cual sea la política seguida por la empresa al respecto», explican.

CC OO manifestó su «satisfacción ante el hecho de que nuevamente los tribunales de justicia reconozcan y amparen a la parte más débil de la relación laboral», que «como ha quedado demostrado en este caso, sufre a diario en los centros de trabajo actuaciones empresariales arbitrarias e injustas y que en la mayoría de ocasiones no son denunciadas por el temor a las posibles represalias».

Fotos

Vídeos