«En toda Castilla y León, a día de hoy, la rehabilitación cuenta más que la obra nueva»

«En toda Castilla y León, a día de hoy, la rehabilitación cuenta más que la obra nueva»
  • Javier Vega, presidente de la Confederación de la Construcción, señala que por fin el sector vive «un momento de moderado optimismo»

«La lectura es distinta a nivel nacional que a nivel local y conviene moderar las valoraciones pero sí, por fin podemos mirar con optimismo la situación». El presidente de la Confederación de la Construcción de Castilla y León no oculta la satisfacción por el cambio de tendencia que vive el sector, que permite afrontar nuevos proyectos, aunque no en todas partes. «No es oportuno hablar de crecimientos medios porque inducen a conclusiones erróneas, ya que es muy típico de las medias distorsionar la realidad: salen buenas cuando una parte crece mucho y, mientras, otra puede crecer cero», advierte Javer Vega. «Creo que mientras Madrid, Barcelona y el arco mediterráneo son los que mejor van, nosotros vamos a rebufo, aunque el cambio de rumbo por aquí es evidente».

El movimiento alcista que vive el mercado alcanza, según detalla, tanto a la obra nueva –«que parte de muy abajo», recuerda– como a la rehabilitación, la compraventa y el alquiler de vivienda.

Con 16.000 desempleados aún en el sector, Vega explica que «en algunos lugares y para algunas labores empieza a no ser fácil encontrar personal para trabajar en obra», ya que «después de tantos años mucha gente se ha ido a otras actividades como la hostelería o el transporte». El representante de la construcción aprovecha para lanzar un mensaje en defensa de una mayor profesionalización del sector. «Ahora que iniciamos un nuevo ciclo debemos demostrar que hemos aprendido de lo que nos ha pasado y poner las bases para una evolución más saludable –señala–. Debe exigirse responsabilidad tanto a las empresas como a los sindicatos, patronal y trabajadores para fomentar la formación todo lo posible».

En este sentido, valora el trabajo que desarrolla la Fundación Laboral de la Construcción, «punta de lanza tanto de la formación profesional como de otra específica en riesgos laborales». «Las empresas recurren a ella menos de lo que debieran», lamenta.

Teniendo en cuenta, tal y como insiste, que «cuando se empieza la construcción de un edificio, todas las estadísticas se alteran y treinta viviendas pueden disparar una provincia», el presidente de la asociación sectorial cita Valladolid y Burgos como las más dinámicas de la región. Otras como Ávila están en una fase más incipiente o, como Zamora, les está costando más.

La remontada poscrisis tiene, por otro lado, una característica diferencial con respecto a época anteriores. «Es cierto que estamos amparándonos mucho en la rehabilitación y que en toda Castilla y León en general (y en León en particular) a día de hoy cuenta más que la obra nueva, que todavía podríamos definir como puntual, céntrica y por ende, pequeña», informa. «Las urbanizaciones y polígonos residenciales están teniendo más problemas para salir adelante». Por esta razón recuerda la importancia de las ayudas públicas a los propietarios, que sirven para ir popularizando la rehabilitación. Valora las iniciativas al respecto, tanto las dirigidas a la reforma de viviendas o, mejor, edificios como las recientemente anunciadas para favorecer el alquiler.

«Es un hecho que existe en toda España necesidad de vivienda nueva y que el problema residual es que no existe una capacidad de pago acorde con ella –reflexiona–. Esperamos que a medida que se consolide la recuperación económica vaya remontando también la laboral y la salarial, porque no es saludable para el crecimiento (y ya nos han advertido de ello las instituciones europeas) que la gente cumpla treinta y pico años y todavía no pueda emanciparse».