El Gobierno aplaza la prórroga del plan de activación para el empleo

El Gobierno aplaza la prórroga del plan de activación para el empleo.
El Gobierno aplaza la prórroga del plan de activación para el empleo.
  • El programa para la reinserción de los parados de larga duración volverá a la mesa de negociación, según los sindicatos

El Consejo de Ministros no aprobó este viernes la prórroga del Plan de Activación para el Empleo (PAE), pese a que lo tenía previsto. Los sindicatos reivindican al respecto que su oposición ha dado frutos y el programa diseñado para reinsertar a los parados de larga duración en el mercado laboral vuelve a la mesa de negociación para buscar un nuevo acuerdo e "intentar que sea un verdadero plan de empleo".

UGT y CC OO se opusieron a su aprobación porque no se aseguraba el éxito de este plan puesto que se basaba prácticamente en los mismos criterios y habían hecho caso omiso a los planteamientos hechos por las organizaciones de los trabajadores para que pudiera llegar a todo el mundo.

El PAE, que entró en vigor el 15 de enero de 2015 y se prorrogó por un año más en abril de 2016, se diseñó para responder al problema del paro de larga duración (que afecta en la actualidad a más de 1,8 millones de personas, según datos de la EPA), aunque su resultado final ha estado muy por debajo de sus expectativas.

Durante estos dos años solo se han beneficiado de esta ayuda de 426 euros al mes 140.139 personas de los 400.000 potenciales beneficiarios que el Ejecutivo estimó que iban a tener, mientras que se les ha denegado a otros 72.025; esto significa que solo han sacado provecho de él uno de cada tres (un 35%). UGT denuncia que el Gobierno no ha publicitado esta medida porque le interesa ahorrar ese dinero y también porque no tiene capacidad para gestionarlo, puesto que haría falta contratar a orientadores.

Pero hay otro dato que el sindicato liderado por Pepe Álvarez ve con mayor preocupación: solo 25.000 han podido ser recolocados, lo que supone apenas un 6,5% de esos 400.000 potenciales destinatarios y uno de cada cinco inscritos (el 17,8%). Y además, ni siquiera hay forma de saber que no se han quedado ya sin empleo, denuncia UGT.

De esta forma, el Gobierno apenas gastó en 2015 el 19% del total presupuestado, es decir, 160 millones de los 850 millones, dejando un remanente de 690 millones sin gastar. Y el año pasado sucedió otro tanto: de los 350 millones designados para esta partida, se ejecutaron 125 millones.