Las ETT viven su edad de oro, con récord de actividad y beneficios

Un joven se informa de las ofertas en una empresa de trabajo temporal.
Un joven se informa de las ofertas en una empresa de trabajo temporal. / CASIMIRO MORENO
  • La contratación por empresa de trabajo temporal se incrementa en Castilla y León el 55% en cuatro años, sobre todo en los sectores agrario, logística e industria de la alimentación

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Desde 2012, todos los meses son agosto para las empresas de trabajo temporal. Desde ese año, con la doble inyección de el combustible que les proporciona la última reforma laboral y la reactivación de la actividad económica han visto incrementar de manera exponencial su participación en el mercado laboral de toda España. También de forma particular en Castilla y León, donde el año pasado pusieron a disposición de las empresas de la región 168.904 contratos, cifra que es el 11,5% mayor que la de 2015 y más de tres puntos superior a la media nacional.

Ni siquiera en los años de la bonanza/burbuja vivieron las ETT una etapa tan dorada como la que disfrutan ahora. En aquellos tiempos su récord de intermediación alcanzó los 133.800 contratos (en 2007). A partir de ahí comenzaron las curvas, las subidas y bajadas, la criba de empresas (de 25 han pasado a las 20 que operan en la actualidad) y su trayectoria no se enderezó hasta la llegada de Rajoy a la Moncloa. En 2012 registraron un punto de inflexión a partir de las 108.390 contrataciones materializadas en la comunidad autónoma. En los cuatro ejercicios posteriores, el incremento acumulado de su actividad ha sido del 55,82%.

En el conjunto del país, el año pasado materializaron 3,36 millones de contratos, el 8,2% más que en el ejercicio previo. El sector que más recurre a las ETTes el agrario, que acaparó más del 17% de las contrataciones, cuando su peso en la economía es cuatro veces menor. Ascendieron a casi seiscientos mil los contratos temporales formalizados en sus oficinas. Con el 12,5% del total se situaron las empresas de almacenamiento y actividades anexas al transporte;mientras que más del 10% requirieron las industrias de la alimentación. Entre los tres sectores concentraron cuarenta de cada cien contrataciones.

También hicieron un uso intensivo de las ETT el comercio al por mayor y los intermediarios de este sector, con casi el 6% del total;los servicios de comidas y bebidas, que rozaron el 4,5%; el comercio minorista, con más del 4%; y las industrias de fabricación de vehículos de motor, con cerca del 3,5%, con datos del Ministerio de Empleo.

Según destacan desde Asempleo, la patronal de las ETT, «los trabajadores contratados a través de una agencia de empleo han aumentado en un 53,6% desde 2012, frente a la media del sector privado, que ha crecido en un 2%» y «gracias a este crecimiento del número de contratos intermediados, el sector ha conseguido aumentar su tasa de penetración (cociente entre los contratos temporales intermediados por el sector y el total de contratos temporales celebrados), que ha pasado del 15% al 17,8% en cuatro años».

Gran penetración en Palencia

Resaltan también que se trata, especialmente, de contratos temporales a tiempo completo. «La tasa de penetración del sector en este tipo de contratos ha crecido en unos cuatro puntos porcentuales desde 2012, hasta el 21% de 2016, mientras que en los contratos temporales a tiempo parcial la tasa sigue estática y no se ha movido del 12%. Esto nos lleva a afirmar, que el crecimiento que están experimentando las actividades relacionadas con el empleo, se está traduciendo en más horas de trabajo para sus candidatos».

Las tasas de penetración más elevadas de toda España se producen en Guadalajara, Murcia y Palencia, superior al umbral del 40%. Además, las provincias donde más ha crecido esta tasa han sido Palencia y Cádiz (más de once puntos porcentuales en ambas en los últimos cuatro años). En el lado opuesto se sitúan Salamanca y Teruel, únicas provincias en las que la tasa de penetración de las agencias de empleo privadas ha bajado.

Por otro lado, las cesiones de trabajadores realizadas por empresas de trabajo temporal –eliminadas las duplicidades motivadas por la contratación en más de una ocasión de un mismo trabajador– afectaron en 2016 en Castilla y León a 97.785 personas, el 9,4% más que un año antes. Se trata de un crecimiento notablemente mayor que el registrado a nivel nacional, del 4,2%, hasta llegar a 1,84 millones de personas.

La filial de la empresa suiza Adecco para España y Portugal anunció hace unos días que su facturación alcanzó el año pasado 979 millones de euros, el 9% más que en el ejercicio anterior. Randstad Iberia, la división local de la multinacional holandesa, obtuvo una facturación récord de 1.275,1 millones, una cifra que incluye un incremento de ingresos del 8% solo en el mercado español y un resultado de explotación (Ebita) de 59,7 millones, el 16% superior al de 2015.