Contratar a un trabajador es más barato que hace un año

Los salarios en el sector servicios cayeron respecto a 2015.
Los salarios en el sector servicios cayeron respecto a 2015. / IGOR AIZPURU
  • El coste laboral cae un 0,8%, su mayor caída en cuatro años, hasta situarse en los 2.649 euros al mes, de los que 2.010 euros corresponde al salario del empleado

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Moda para hombre y mujer al mejor precio

Hasta 70%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

Lleva contigo a tus personajes favoritos

Las mejores marcas a los mejores precios

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Todo el menaje que necesitas al mejor precio!

Hasta 70%

Primeras marcas en menaje para el hogar

Hasta 70%

Contratar a un trabajador cada vez sale más barato. Y es que la recuperación económica no logra impulsar los salarios. El discreto avance que registraron a lo largo de 2015 no ha tenido su contrapartida en 2016. Así, a lo largo de todo el año pasado los costes laborales de las empresas han ido ahondando en su caída hasta registrar en el tramo final su mayor descenso en cuatro años: un 0,8% menos en el cuarto trimestre de 2016 que en el mismo periodo de 2015, según el informe publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y ya suman cuatro trimestres consecutivos de bajadas. Lejos quedan aquellos tiempos previos a la crisis, allá por 2007 e incluso 2008 también, en que tenían avances en torno al 4%.

El coste laboral por trabajador y mes (aquí están incluidas las remuneraciones y cotizaciones sociales) alcanzó los 2.649,97 euros en el cuarto trimestre de 2016, frente a los 2.671,39 que costaba de media a una empresa contratar a un empleado en ese mismo periodo pero de 2015. De hecho, volvemos exactamente a los mismos niveles del último trimestre de 2009, cuando el coste laboral también se situó en 2.649 euros, una cantidad inferior a la del mismo periodo de 2011 (2.683 euros, el máximo registrado), 2013 (2.652 euros) y 2015 (2.671 euros).

De estos 2.649 euros, 2.010,73 corresponden a salarios y 588,70 euros a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto se debe a indemnizaciones, prestaciones sociales, etc. Pues bien, esa cantidad que corresponde íntegramente a la retribución del trabajador (tanto la remuneración en metálico como en especie) también descendió un 0,8% en 2016 respecto a 2015, cuando se pagaba a un empleado una media de 2.026,14 euros al mes, el máximo registrado a lo largo de toda la serie. Se trata de la mayor caída desde el primer trimestre de 2013 (-1,8%), cuando la crisis golpeaba con más fuerza al país, y a gran distancia de los avances del 5% de media que se daban al inicio de la recesión, en el año 2008.

Si se excluye el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados), con mucha importancia en la recta final de año, se obtiene el coste salarial ordinario, que también disminuyó un 0,3%.

Los otros costes (costes no salariales) se situaron en los 639,24 euros, lo que supone un descenso interanual del 0,9%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que acumuló un déficit récord superior a los 18.000 millones de euros en 2016, bajaron un 0,4%. Más aguda fue la caída de las subvenciones y bonificaciones, también incluidas en los otros costes, un 3,7% en tasa interanual. Pero la palma se la llevan las percepciones no salariales, con un desplome interanual del 6,1%, debido al retroceso de las indemnizaciones por despido y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, ropa de trabajo, etc.).

Temas