«Huelgas encubiertas» en los puertos, denuncia la patronal

video

Representantes de los estibadores. / EFE

  • El sector de la estiba trabaja «a contrarreloj» para lograr un acuerdo pero las posturas están aún muy distanciadas

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

¡Moda para hombre y mujer a precios inmejorables!

Hasta 90%

La marca Denim italiana de moda

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda infantil con sus personajes favoritos

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

La mejor selección de productos para mantener tu hogar organizado

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

El desacuerdo en el sector de la estiba es tal que sus actores ni siquiera se ponen de acuerdo sobre si ya han comenzado, de forma encubierta, las protestas. Para la patronal de las empresas de carga y descarga de mercancías (Anesco), es un hecho que ya está habiendo «huelgas encubiertas» en protesta por la reforma inminente de esta actividad, mientras que los sindicatos niegan medidas de presión aunque sí admiten que hay «menos ganas y alegría para trabajar».

Y todo ello, además, mientras las posturas entre todas las partes implicadas parecen todavía muy distantes y se trabaja «a contrarreloj». Este viernes se reunieron en la sede del Ministerio de Fomento y solo convinieron en volver a verse el martes próximo para plantear posibles cambios en el borrador del decreto que el Consejo de Ministros prevé aprobar en no más de una semana.

La premura en esta reforma de la estiba que lleva años pendiente se debe a que el Gobierno prevé que en marzo la Comisión Europea volverá a multar a España por no liberalizar ese sector –cumpliendo con una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE–, a razón de un cargo diario de 134.000 euros.. La primera sanción se impuso hace dos años y por ahora ha acumulado 21,5 millones. Por eso necesita que el mes próximo el decreto ya esté aprobado por el Parlamento o, al menos, ya dentro del trámite de hacerlo.

Desde el Gobierno argumentan que en este polémico asunto están «prácticamente atados de pies y manos» pues será en Bruselas, y no en Madrid, donde se decida si los cambios se ajustan al fallo europeo. Y_según el secretario de Estado de Infraestructuras y Transporte, Julio Gómez-Pomar, hay dos «líneas rojas» que «no podemos cruzar».

La primera es que no puede haber un registro obligatorio de estibadores (6.156 a finales de 2014), con el que luego las empresas deberían formar sus plantillas y que es la principal petición sindical. Y el segundo es que tampoco se les puede forzar a subcontratar trabajadores de la anterior adjudicataria si ganan el concurso de un puerto. Fomento ofrece crear un certificado de profesionalidad y aboga por que impere la negociación colectiva.