El Norte de Castilla

16.200 'ninis' buscan un empleo

    Paula Martín Gago, Marian Pozuelo Illana, María Luisa de Pablo Marina y Carmen Moreno Llorente, de izquierda a derecha, en la jornada sobre el Sistema de Garantía Juvenil celebrada en Segovia.
    Paula Martín Gago, Marian Pozuelo Illana, María Luisa de Pablo Marina y Carmen Moreno Llorente, de izquierda a derecha, en la jornada sobre el Sistema de Garantía Juvenil celebrada en Segovia. / Antonio de Torre
    • Solo el 17% de los parados menores de 30 años de Castilla y León se inscriben en el Sistema de Garantía Juvenil

    El Sistema Nacional de Garantía Juvenil se puso en marcha en el año 2014 para facilitar el acceso al mercado de trabajo a los jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 30 años que ni estudian ni trabajan, con el compromiso de proporcionarles una oferta de educación, formación o inserción laboral tras haber finalizado sus estudios o haberse quedado desempleados. La Garantía Juvenil es una iniciativa europea que en España se enmarca en la estrategia de Emprendimiento Joven aprobada en febrero de 2013 por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En Castilla y León cuenta con un presupuesto de 56 millones de euros hasta 2020 a través de distintos programas. Pero los llamados ‘ninis’ en castellano y ‘neet’ en sus siglas en inglés (Not in Employment, Education or Training) no acaban de conectar en la comunidad con esta oferta a la vista de los datos que se manejan.

    La sexta autonomía

    El fichero de inscripción del Sistema Nacional de Garantía Juvenil había recibido hasta el pasado 30 de septiembre 380.263 solicitudes en el conjunto nacional para acogerse a alguno de sus programas (198.199 hombres y 182.064 mujeres). 359.094 peticiones se habían resuelto hasta esa fecha, de las que solo 17.997 habían sido rechazadas al no cumplir alguno de los requisitos exigidos. Castilla y León se sitúa en el sexto lugar entre las comunidades con mayor número de peticionarios, con 16.203 solicitudes, por detrás de Andalucía (142.536), Cataluña 51.737), Madrid (38.160), Comunidad Valenciana (21.530) y Galicia (21.007).

    De esas 16.203 solicitudes recibidas en la comunidad castellana y leonesa, 8.664 provenían de hombres y 7.539 de mujeres, con la provincia de Valladolid a la cabeza, con 4.190 demandantes. De los 15.210 expedientes resueltos, 14.391 tuvieron un resultado favorable.

    Pocos son los denegados, pero también pocos los jóvenes de Castilla y León entre 16 y 30 años que acceden al Sistema Nacional de Garantía Juvenil, y más bien por desconocimiento de lo que ofrece a esos jóvenes que ni estudian ni trabajan que por falta de fondos, como recalcó el martes 8 en Segovia el secretario autonómico del sindicato UGT, FaustinoTemprano, en una de las jornadas que la central ugetista celebra en las provincias de la comunidad para valorar la Garantía Juvenil y sus posibilidades. «Los aspectos positivos son muchos. Más aún cuando los jóvenes inscritos deben recibir una solución a su problema en el plazo de unos meses, según la recomendación del Consejo Europeo. Pero solo el 17% de los jóvenes que se hallan apuntados al paro en la región están inscritos en el sistema», apuntóTemprano.

    Al corazón de los afectados

    También para la secretaria de Mujer y Política de Igualdad de CC OO, Rosa Eva Martínez, se hace muy necesaria una labor de difusión de la garantía Juvenil. De hecho, CC OO inició a finales de septiembre, coincidiendo con el inicio del curso académico, una campaña informativa en su sede y en distintos lugares de reunión de los jóvenes. Pero Rosa Eva Martínez va más allá y demanda que el sistema de inscripción sea más accesible a los jóvenes (con menos dificultades si se hace de forma informática), que no se haga al margen del servicio público de empleo de la comunidad y que se cuente con los agentes sociales (sindicatos y empresarios) para que una comisión específica controle sus programas.

    Jornada en Segovia

    Y es que los jóvenes de Castilla y León están muy preparados, pero la escasez de ofertas de trabajo les obliga a irse de la comunidad, según afirmó en Segovia el secretario regional de UGT, Faustino Temprano, en la jornada sobre el Sistema de Garantía Juvenil organizada por la Secretaría para la Igualdad y Juventud de UGT bajo el lema ‘Activando a l@s jóvenes’. Para Temprano se necesita «lograr una mayor coordinación entre universidades y empresas» para favorecer el empleo de los jóvenes, según señaló en declaraciones recogidas por Efe.

    Temprano recalcó que hay dos colectivos en la comunidad especialmente vulnerables en cuanto al empleo, las mujeres y los jóvenes, y aunque reconoció que el desempleo juvenil ha descendido 10 puntos en los últimos años, también ha mermado la población activa entre los menores de 35 años.

    Asimismo, exigió al nuevo Gobierno tres medidas urgentes: un plan de choque para el empleo, la revisión de salarios y un plan que ofrezca seguridad a las jubilaciones. A su juicio, es necesario proporcionar a los jóvenes empleos de calidad y luchar contra la precariedad, ya que, según afirmó, «en un su mayoría cuentan con contratos eventuales, a tiempo parcial, y no llegan a cobrar el salario mínimo interprofesional».

    Por su parte, el director general de Juventud de la Junta, Eduardo Carazo Hermoso, que también participó en las jornadas celebradas en Segovia, manifestó que todavía queda «mucho trabajo por hacer» porque hay más de 57.000 jóvenes sin empleo en Castilla y León, pero a su vez resaltó la labor de la institución regional para que 21.000 jóvenes hayan logrado salir de las listas del paro.