El número de jubilados por cada trabajador se duplicará en 2050

Una pareja de jubilados en el parque./Archivo
Una pareja de jubilados en el parque. / Archivo

En España habrá 76 personas mayores de 65 años por cada 100 entre 20 y 64, frente a las 30 actuales, según la OCDE

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El envejecimiento de la población es uno de los principales retos que afronta España y el gran problema para la sostenibilidad del sistema de pensiones. De hecho, el número de jubilados por cada trabajador se duplicará en 2050 respecto al ratio actual. En concreto, pasará de las 30 personas mayores de 65 años por cada 100 trabajadores de entre 20 y 64 años a los 76 jubilados por cada 100. Esa es la previsión realizada por la OCDE en su informe sobre pensiones publicado hoy.

En concreto, este incremento exponencial de las personas en edad de jubilación coloca a España como el segundo país de la OCDE más envejecido, sólo por detrás de Japón. En este sentido, la reforma de las pensiones aprobada en 2013 incluye el factor de sostenibilidad para adecuar el importe de la pensión a la esperanza de vida. Una variable que provocará una reducción de las prestaciones, según la mayoría de estimaciones. Aunque el informe de la OCDE deja expresamente fuera este cálculo por su "complejidad".

Sin embargo, a pesar de esta previsiones de envejecimiento el informe de la OCDE refleja que la tasa de reemplazo de las pensiones en España (la relación entre el importe de la pensión y el último salario) será del 82% para un joven de 20 años que empezó su vida activa en 2016 y que cubra el periodo completo de cotización para jubilarse. Una cifra muy por encima del 63% de media de la organización o del 71% de la UE.

Este dato demuestra que el sistema de pensiones español es de los más generosos. Aunque todavía existen países con tasas del 102% como Turquía, o muy cercanas al 100% como Holanda, Portugal o Italia.

Edad de jubilación

Otra de las medidas analizadas por la OCDE tiene que ver con el retraso en la edad de jubilación. En concreto, en España la edad se sitúa ahora mismo en los 65,3 años. Una cifra que se elevará de forma gradual hasta llegar a los 67 años en 2027, según consta en la reforma de las pensiones. Aunque aquellas personas que hayan cubierto por completo el periodo de cotización (38,5 años) podrán jubilarse a los 65 años.

La previsión del informe es que la edad media de jubilación en la OCDE en 2050 se sitúe en los 66 años, lo que significa que España estará por encima de ella. Pero hay países que todavía retrasarán más la edad de retiro. Es el caso de Dinamarca (74 años), Italia u Holanda (hasta los 71 años).

Asimismo, según con los últimos datos de 2014, los ingresos de los mayores de 65 años en España son de los más elevados de los países de la OCDE al representar casi el 100% de los ingresos medios de la población total. Únicamente le superan Israel, Luxemburgo y Francia.

En cualquier caso, el informe advierte que la situación en España puede deteriorarse debido al paro persistente y la alta tasa de temporalidad, lo que reduce los derechos de pensión para una parte significativa de la población en edad de trabajar.

También señala como otro problema la baja tasa de empleo de las personas de más de 55 años, muy por debajo de la media, en particular el grupo de 65 a 69 años, donde es la más baja de los países de la OCDE. De hecho, la edad media efectiva de salida del mercado de trabajo, que había subido antes de la crisis, se ha estancado en 62 años para hombres y mujeres, cuando la media en la OCDE es de 65 años para los primeros y 62 para las segundas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos