Renault fabricará un Captur más grande para mantener el ritmo de producción de Valladolid

Imagen del Kaptur, fabricado en Rusia con un tamaño y una altura mayores que el modelo ensamblado en Valladolid. Debajo, el último modelo de Captur presentado en 2017./El Norte
Imagen del Kaptur, fabricado en Rusia con un tamaño y una altura mayores que el modelo ensamblado en Valladolid. Debajo, el último modelo de Captur presentado en 2017. / El Norte

El Ayuntamiento concede licencia de obras para adaptar la factoría a un modelo de SUV, denominado HBJ, con versiones híbridas y conducción autónoma

Julio G. Calzada
JULIO G. CALZADAValladolid

El Captur es líder de ventas entre los todoterrenos de pequeño tamaño en España y la compañía automovilística que lo fabrica en Valladolid, Renault, pretende preservar esta condición ahora que todas las marcas ofrecen estos modelos todocaminos y que el vehículo vallisoletano camina hacia los ocho años de vida útil, los considerados en el ámbito comercial como el límite en el atractivo del automóvil ante sus consumidores. En Valladolid preparan la llegada del sucesor que será, otro Captur, pero con un cambio importante de características que deberán permitir que se mantenga el actual ritmo de producción, porque la planta vallisoletana ha superado en cuatro años el millón de unidades ensambladas. Para hacerse una idea de la cadencia que supone esa cantidad se puede comparar con el hecho de que de esa factoría han salido en sus cuarenta años de historia un total de siete millones de automóviles, el último, completado solo cuatro años en los que se ha trabajado en algunos momentos en tres turnos, mañana, tarde y noche, de lunes a viernes.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, anunció este miércoles que el Ayuntamiento ha concedido ya la licencia de obras solicitada para la ampliación de la cadena de producción destinada a la puesta en marcha de este futuro modelo vallisoletano.

La confirmación de que Valladolid tendrá un sucesor para el Captur representa la continuidad en la carga de trabajo y, por tanto, del empleo directo además de la confirmación para las firmas auxiliares de que habrá nuevos encargos para atender al abanico de piezas que requiera la ensambladora.

El tercer Plan Industrial para las factorías españolas de Renault, suscrito entre la empresa y los representantes de los trabajadores en 2016 preveía, entre otras cargas de trabajo, un modelo para la planta vallisoletana, dado que al finalizar esta planificación para el periodo 2017-2020, el Captur alcanzaría el límite de su vida útil comercial.

El modelo en el que se trabaja desde hace años y del que se han fotografiado por carretera 'mulas' o carrocerías bajo las que se camufla la estructura real del vehículo, se ha denominado HJB una vez que ha superado el periodo de proyecto, en el que tuvo la denominación de XJB. Basa su estructura en la plataforma CMF 'Common module family' (Familia de Módulos Comunes) del tipo B que comparte la alianza formada por Renault y Nissan a la que se ha incorporado Mitsubishi.

De esta forma, las 'mulas' del modelo se prueban bajo la carrocería de un Clio Sport Tourer, lo que indica que será un coche más grande que el Captur, de una línea que se llama B-SUV y presumiblemente similar al 'primo' ruso Kaptur con una longitud de más de 4,20 metros, es decir, solamente 11 centímetros menos que el hermano mayor, el Kadjar que se fabrica en la vecina planta de Palencia en la misma plataforma que el Mégane. No solo será más amplio, también más alto, con mayor altura de la carrocería al suelo dadas las ruedas que se han observado y con atractivos añadidos para que los compradores se mantengan fieles a la marca del rombo y no se inclinen por las ofertas que surgen y se anuncian para los próximos años por parte de sus competidores en un segmento del mercado con ventas en ascenso en los últimos años.

El objetivo, complacer a una demanda en la que se imponen automóviles cada vez de mayor tamaño y con maleteros amplios. Al sucesor de Captur se le espera para el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019, contará con versiones de motores híbridos (térmico y eléctrico a la vez) y la posibilidad de una versión eléctrica junto con varios grados de conducción autónoma, anunció el año pasado el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos