La recaudación del Estado y la Junta crece el doble que la riqueza económica de la comunidad

La recaudación del Estado y la Junta crece el doble que la riqueza económica de la comunidad
FOTOLIA

Los ingresos por impuestos estatales y autonómicos suben el 5,6%, frente al 2,5% de avance del PIB

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONAVALLADOLID

Las diferentes ventanillas por las que tienen que pasar empresas y ciudadanos para cumplir con sus obligaciones fiscales –la de la Hacienda estatal y la autonómica, las de los entes locales y la de la Seguridad Social– aprovechan el impulso de la economía para hacer caja. El resultado es que si las cifras macro van bien, los datos recaudatorios van mejor y esto tiene como efecto inmediato un incremento de la presión fiscal. Así que mientras la microeconomía –el bolsillo– aprecia con más lentitud de lo deseable la mejoría, esta sí llega a las arcas públicas, que notan cómo crecen los recursos con los que, por ejemplo, combatir el déficit. Dicho en números:la recaudación por impuestos registra un crecimiento del 5,6%, una tasa que es más del doble que el ritmo al que avanza la economía –el PIB crece el 2,5%– en el caso de la comunidad autónoma. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 avisa de que la pauta se intensificará este año.

En 2017, la recaudación fiscal del Estado en Castilla y León regresó a los niveles del año 2008 y acarició los 4.000 millones de euros. Gracias a la recuperación del empleo y de los beneficios de las empresas se produjo un incremento del 5,8% en los ingresos a través de, sobre todo, el Impuesto sobre la Renta y el de Sociedades, aunque no tanto por el IVA –el consumo–, que fue el que menos creció.

De manera simultánea, los tributos que gestiona la Junta aportaron al erario autonómico 612,4 millones, el 2,9% más que en el ejercicio anterior. El aumento recaudatorio se sustentó en este caso en el Impuesto de Transmisiones –sobre todo por la venta de viviendas– que aportó el 6,8% más, ya que Sucesiones y Donaciones simplemente se mantuvo.

A dos velocidades

Así que los ingresos fiscales del Estado y la Junta agregados ascendieron el año pasado a 4.610,6 millones de euros, el 5,6% más que el anterior. Esta tasa de crecimiento fue superior a la registrada en 2016 (3,5%), ya que entonces la recaudación del Estado en Castilla yLeón había subido un punto y medio menos y la de la Junta había sido incluso inferior a la del ejercicio previo.

Ese 5,6% de aumento duplica con creces el crecimiento de la riqueza económica que registra en Castilla y León, el cual se moderó el año pasado hasta situarse el penúltimo de la tabla autonómica. El INE cuantificó la tasa de variación interanual del Producto Interior Bruto (PIB) a precios corrientes en el 2,8% para la región (4% para el conjunto del país), un resultado que está tres décimas por encima del 2,5% calculado por la Consejería de Economía y Hacienda. El crecimiento del PIB en términos de volumen para los cuatro trimestres de 2017 fue del 3,1% en el conjunto de España y del 1,9% en Castilla y León.

Este progreso a dos velocidades provocó como efecto colateral un repunte de la presión fiscal (entendida en este caso como la recaudación por impuestos estatales y autonómicos dividida por el PIB), que en 2017 fue en la comunidad autónoma el 2,7% mayor que en el año anterior.

La presión fiscal total (a la que habría que sumar también las cotizaciones sociales) está en España, según los últimos datos oficiales de 2016, en el 34,1% del PIB, según Eurostat. España recauda unos siete puntos menos que la media de la Eurozona, cuya media es del 41,3%. Francia está al a cabeza con el 47,6% mientras que Irlanda es el estado europeo con menor presión fiscal, del 23,8%.

En lo que va de 2018

La previsión de ingresos tributarios del Gobierno para este año asciende a 210.015 millones de euros, cantidad que es el 6% mayor que la del ejercicio anterior. Mientras, el crecimiento esperado para el PIB es del 2,7%. Es la misma tasa que prevé la Junta para Castilla y León. La consejería, en sus cuentas, dibuja un panorama en el que el IRPF aportará el 1,8%menos que en 2017;el IVA, el 5,4%más, lo mismo que los Especiales. Los tributos propios, mientras, calcula que tendrán un aumento del 0,16%.

Los últimos datos de recaudación de la Agencia Tributaria revelan que los ingresos se incrementaron el 3,5% hasta el pasado mes de marzo, si bien en términos homogéneos aumentaron el 5%. En Castilla y León, el aumento es algo menor, en concreto del 2,9%. El Impuesto sobre la Renta proporciona en la región el 3,1%más que el año pasado por estas fechas, mientras que el crecimiento del IVA es más del doble, el 6,6%. De Sociedades aún no hay datos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos