Línea de fabricación de Mégane y Kadjar en la fábrica de Renault de Palencia.
Línea de fabricación de Mégane y Kadjar en la fábrica de Renault de Palencia. / ANTONIO QUINTERO

El posible fallo de 30 airbags defectuosos obliga a revisar 30.000 vehículos de Renault

  • La empresa llamará a revisión a los compradores tras la detección del defecto en una treintena de unidades de una partida de 6.000 aribags instalados en los modelos Space, Scénic y Talismán, junto con Kadjar y Megane producidos estos dos últimos en la planta palentina

Renault ha comenzado a contactar con los propietarios de algunos de los cinco modelos de vehículos fabricados entre los meses de octubre y noviembre del año pasado en los que procederá a revisar de forma gratuita una de las medidas de seguridad del vehículo, los aribags laterales de cortina, tras detectar un posible fallo que impediría que los mismos se desplegaran para proteger a los ocupantes en el caso de que se produjera un choque lateral. Según ha informado la compañía automovilística, se ha detectado un fallo en treinta airbags correspondientes a una partida de 6.000 unidades que se han instalado en el transcurso de esos dos meses en modelos fabricados en las plantas de Villamuriel de Cerrato, en Palencia, además de en Duai y en Sandouville, situadas en Francia. Desde la empresa han puntualizado que se revisarán en torno a los 30.000 vehículos de los cinco modelos señalados, de los que una parte corresponden a los que se montan en las instalaciones palentinas. En esos meses de máxima producción en Palencia se fabricaron en torno a cuarenta mil unidades de los modelos Mégane y Kadjar.

La propia compañía multinacional, con tres fábricas en Castilla y León que dan trabajo a más de 10.000 empleados, se ha puesto en contacto con la Junta de Castilla y León para informar de esta incidencia, según ha indicado el Ejecutivo de Castilla y León en una nota remitida a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) que ha publicado el aviso en la página web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Renault ha especificado que el fallo no afecta a la totalidad de los vehículos de esos cinco modelos fabricados durante a lo largo de esos dos meses, sino exclusivamente a determinadas unidades, por lo que la revisión se centrará en treinta mil coches cuyos propietarios serán informados para que puedan acudir a una revisión gratuita.

Los vehículos en los que podría producirse este fallo, según la nota publicada por el Ministerio son los modelos de la marca Renault, Espace V, Talisman, Scenic IV, Mégane IV y Kadjar que han sido fabricados entre el 29 de septiembre y el 30 de noviembre de 2016.

Según ha notificado la Junta al Ministerio de Sanidad para los casos, como el actual de alertas para productos de consumo no alimenticios, «La empresa Renault España Comercial ha comunicado a las autoridades de consumo de Castilla y León el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados, para proceder al control de los airbags cortina y, llegado el caso, a su sustitución».

En la notificación, fechada el 31 de mayo pasado, se indica que la naturaleza del riesgo que se pretende corregir es el de que se puedan producir lesiones diversas en los ocupantes del vehículo ante la «posibilidad de que no se active uno o más airbags cortina del vehículo en caso de choque lateral», indica el comunicado.