El vehículo circula sobre una pista de la que recibe la carga eléctrica mientras viaja a 100 kilómetros por hora. EL NORTE
El vehículo circula sobre una pista de la que recibe la carga eléctrica mientras viaja a 100 kilómetros por hora. EL NORTE

Renault prueba la viabilidad de recarga de los vehículos eléctricos en marcha y sin cables

  • La multinacional que fabrica el biplaza Twuizy en Valladolid se alía con Qualcom Tecnologies para probar sistemas de transferencia de la energía directamente desde la carretera por sistemas inalámbricos

Los técnicos trabajan desde hace años con sistemas de recarga eléctrica de los vehículos mediante métodos de inducción magnética, similares a los que se utilizan de manera generalizada en los cepillos dentales. Ahora, Renault se ha asociado con Qualcomm Technologies y Vedecom en torno a un proyecto cuyo objetivo es recargar las baterías de un vehículo eléctrico en circulación, vamos como si su cepillo se recargara mientras usted lo usa por toda la casa.

La multinacional automovilística Renault, con tres fábricas en Castilla y León, produce en su planta de Valladolid el biplaza eléctrico Twizy desde finales del año 2011 con unas baterías con autonomía de hasta 120 kilómetros en función de las condiciones de la conducción.

En el ensayo realizado en la pista de pruebas, dos Renault Kangoo Zero Emissions (Z. E.) han podido cargarse circulando simultáneamente en las dos direcciones, en concreto una recarga de 20 kilovatios (kW) a una velocidad de 100 kilómetros por hora.

La demostración dinámica de carga ha tenido lugar en una pista de pruebas de 100 metros de largo construida por Vedecom en Satory, en el municipio de Versalles, cerca de París, en el marco del proyecto FABRIC, acrónimo en francés de: «análisis de viabilidad y desarrollo de soluciones de carga en carretera para los futuros vehículos eléctricos».

Qualcomm Technologies y Vedecom han instalado la primera parte del sistema de carga dinámica de los vehículos eléctricos en la pista de pruebas, mientras que Vedecom y Renault han integrado la parte secundaria en dos Renault Kangoo Z.E.

Vedecom lanzará próximamente una nueva fase de pruebas. Dichas pruebas evaluarán el funcionamiento y la eficacia de la transferencia de energía a los vehículos para un amplio abanico de escenarios prácticos, incluida la identificación y la autorización de acceso, el acuerdo sobre el nivel de potencia entre la calzada y el vehículo, la velocidad y la alineación del vehículo con respecto a la pista, según ha informado la compañía automovilística, presidida en España por el vallisoletano José Vicente de los Mozos.

FABRIC es un proyecto de 9 millones de euros, financiado en parte por la Unión Europea. Se centra en la viabilidad tecnológica, la viabilidad económica y la sostenibilidad socio-ambiental de la carga dinámica de los vehículos eléctricos inalámbricos. FABRIC se inició en enero de 2014 y continuará hasta diciembre de 2017. Lo organiza un consorcio de 25 socios procedentes de nueve países europeos, entre los que figuran constructores de automóviles, fabricantes de equipos, proveedores de servicios y organismos de investigación sobre infraestructuras automovilísticas, viales y energéticas. El objetivo principal de FABRIC es proceder a un análisis de viabilidad de la carga dinámica de los vehículos eléctricos inalámbricos como medio de extensión de las gamas de vehículos eléctricos.

Mejora del uso de los eléctricos

«Contribuir a este apasionante proyecto nos ha permitido probar y seguir buscando la carga dinámica en nuestros Kangoo Z.E.», ha afirmado Eric Feunteun, director del Programa Vehículos eléctricos del Grupo Renault. «Nuestros ingenieros de investigación han trabajado en estrecha colaboración con los equipos de Qualcomm Technologies y Vedecom para conseguir una demostración lograda de integración del sistema de carga dinámica de vehículos eléctricos en el marco de FABRIC. Consideramos la carga dinámica como una vía para mejorar aún más la utilización de los vehículos eléctricos y su accesibilidad», ha añadido el experto.

«Somos inventores. Cargamos vehículos eléctricos sin cable. Esta demostración de carga dinámica encarna esta idea», explica Steve Pazol, vicepresidente y director general de Wireless Charging, Qualcomm Incorporated. «Me siento muy orgulloso de lo que hemos hecho. La combinación de un equipo de ingenieros expertos de todo el mundo y de la tecnología Qualcomm Halo, que cubre todos los aspectos de los WEVC, independientemente del magnetismo que se utilice, nos ha permitido ir más allá y describir nuestra visión del futuro de la movilidad urbana».