La Junta frena las ayudas a Nissan

  • El gobierno regional reacciona así a la decisión de la empresa anunciada el 22 de diciembre de parar la fabricación del camión NT500

La Junta de Castilla y León se ha dirigido al Comité de Empresa de Nissan para expresar su «preocupación» ante la situación que atraviesa la compañía en Ávila. El pasado 22 de diciembre se decidió que no se fabricarían, por el momento, más camiones NT500 (lo que habría asegurado la continuidad del empleo en la fábrica una década más). La empresa considera el parón un «congelamiento», no una cancelación.

Ante las quejas de los trabajadores de Nissan, la Junta revisará las ayudas que tiene pendientes la empresa. El Comité de Empresa ha mantenido una reunión con el director general de Industria y Competitividad de la Junta, Carlos Martín Tobalina, quien en nombre de la Junta ha explicado que se paralizarán las ayudas públicas pendientes de cobro debido a la «congelación» de producción del modelo. Asimismo ha trasladado a los representantes de Nissan que la Junta hará partícipe de lo ocurrido a la Unión Europea, de donde procedía parte del dinero.

La Junta sí ha admitido no estar en posesión de una comunicación oficial en relación al estancamiento en la producción del camión. La información habría llegado a la Junta a través de los sindicatos y medios de comunicación. El Comité de Empresa acudirá el próximo miércoles al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad para implicar al Gobierno.