El Norte de Castilla

La automoción de Castilla y León, como un tiro

Línea de montaje del Renault Mégane en la planta de Villamuriel de Cerrato (Palencia). / A. QUINTERO
Línea de montaje del Renault Mégane en la planta de Villamuriel de Cerrato (Palencia). / A. QUINTERO
  • La producción de vehículos se dispara en la comunidad y anticipa un nuevo récord histórico este año

  • Las cuatro plantas de la región superaron al cierre de julio todo lo fabricado en 2014

La fabricación de automóviles en Castilla y León augura un nuevo récord histórico en 2106, con cifras que previsiblemente rondarán o superarán los 600.000 vehículos ensamblados durante el año, en torno a un tercio más de los que se montaron en las cuatro plantas de la comunidad autónoma el año pasado. La factorías castellanas y leonesas de la automoción encabezan las clasificaciones nacionales en fabricación de vehículos, con porcentajes que triplican a la media nacional y con un incremento del peso de las fábricas castellanas y leonesas en el conjunto de España, hasta tal punto que en la actualidad, uno de cada cinco automóviles fabricados ha salido de la cadena de una instalación situada en suelo castellano y leonés.

El mes de agosto, el último del que se tienen cifras oficiales eleva hasta las 404.399 unidades la producción de vehículos en la comunidad autónoma. No fue un periodo de gran actividad, porque algunas de las plantas aprovechan para el periodo vacacional de la plantilla, y aún así, en agosto último se fabricaron en Castilla y León 16.296 automóviles frente a los 6.876 del mismo periodo del año precedente, con un incremento del 137% y justo antes de que en la principal de las compañías automovilísticas regionales, Renault, comenzara a trabajar el turno de fin de semana en la factoría de Palencia, cuya cadencia semanal ha pasado de las 5.200 unidades de los modelos Mégane y Kadjar que salen de la línea de fabricación palentina a las casi 7.000 unidades por semana que se producirán en los cuatro últimos meses del año en estas instalaciones.

Del crecimiento de la actividad da idea que en 2015, un ejercicio con cifras casi récord se llegaba en agosto a una cantidad de 305.237 automóviles, casi cien mil menos que al acabar el octavo mes de 2016, en el que se ha registrado un incremento del 32,49%.

La elevación de las cifras es consecuencia de un aumento general de la demanda de automóviles, tanto en España como sobre todo en el mercado europeo, que se acentúa en el caso de la región, donde las subidas son muy superiores a la media nacional. Así, en lo que va de año en España, el alza equivale al 9,9% con relación a las cantidades del 2015, mientras que en la contabilidad de la comunidad autónoma el incremento es el más elevado. Estas razones también han supuesto un cambio de colocación de Castilla y León en la clasificación por regiones de las más productivas. En este sentido, el conjunto de la automoción castellano y leonesa ha pasado de un peso medio del 15,7% del total en el año 2013 a una proporción actual del 20,6% del total nacional.

Renault, medio millón

Si bien la mayor parte del protagonismo le corresponde a Renault, ya que sus dos factorías superarán este año el medio millón de unidades producidas, en Castilla y León hay que sumar además las unidades del furgón Daily que aún se fabrica en las instalaciones de Iveco en Valladolid y el total de los dos modelos de camión de pequeño tamaño que se ensamblan en la planta de Nissan de Ávila y que este año superarán las cifras previstas a comienzos de año.

En el conjunto de España, en los ocho primeros meses del año nos acercamos a los dos millones de vehículos (1.962.669) lo que representa el 9,9% más, que en el mismo periodo del año 2015. El mes de agosto experimentó un incremento del 75,1% y un volumen de 110.830 unidades. Este mes de agosto ha registrado el mayor volumen de vehículos producidos de la historia española en este periodo estival, según indicaron desde fuentes de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

En los meses de verano las fábricas de vehículos, aprovechan para preparar las líneas de producción de cara a los nuevos modelos asignados. «Estas nuevas inversiones, además de la demanda del coche ‘Made in Spain’ de países de fuera, y la mejora de nuestro mercado interno, ha provocado un impulso en la producción de vehículos manteniendo el buen ritmo de los últimos meses y especialmente, en este mes de agosto en el que prácticamente todas las factorías han trabajado, a diferencia de otros años, donde agosto era un mes casi inhábil para la fabricación de vehículos», explican desde la agrupación de fabricantes.

130 países en todo el mundo

El ritmo exportador de vehículos continúa al alza. En el periodo comprendido entre enero y agosto las exportaciones de vehículos han crecido el 11,11% con un total de 1.634.868 unidades. En agosto se registró un impulso importante, con un ascenso del 88,69% y 107.882 unidades. El ratio de exportación sobre la producción de vehículos se sitúa en el 83%. En agosto, nueve de cada diez vehículos fabricados se han destinado a la exportación. «El automóvil español se destina a más de 130 países, lo que nos posiciona en el segundo sector más exportador de España», aseguraron en Anfac, que explican cómo esto es debido, a que la calidad, la variedad o la tecnología de los coches hechos en España, están a la altura de las necesidades que los ciudadanos de todo el mundo. «España, compite en un mundo global y por ello se necesitan medidas que sigan impulsando a este sector, ya que la industria del automóvil aporta valor añadido a nuestro país», concluyeron en la agrupación de fabricantes.