El Norte de Castilla

Los cuatro vehículos eléctricos adquiridos por la Junta, dos ZOE de Renault y dos Leaf de Nissan, en la estación de carga situada junto al edificio de Usos Múltiples, en Valladolid.
Los cuatro vehículos eléctricos adquiridos por la Junta, dos ZOE de Renault y dos Leaf de Nissan, en la estación de carga situada junto al edificio de Usos Múltiples, en Valladolid. / EL NORTE

La Junta expresa su apoyo al coche eléctrico con nuevas incorporaciones a su flota

  • El Ejecutivo regional añade cuatro nuevos vehículos de Nissan y Renault, los fabricantes instalados en la región, y anuncia una red en la comunidad de 147 estaciones de recarga

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha presentado en Valladolid los cuatro nuevos vehículos eléctricos que la Junta incorpora a su flota, dos Renault Zoe y dos Nissan Leaf. Los cuatro movidos exclusivamenet con motores eléctricos. El Gobierno regional reafirma mediante este hecho «su compromiso de impulsar y promover el uso de esta tecnología más eficiente y sostenible en Castilla y León desde su ejemplo como administración pública», ha indicado Del Olmo. Esta medida está en consonancia con los objetivos de reducir el impacto medioambiental del transporte y contribuir a la transición hacia una economía baja en carbono, definidos en la Estrategia Europa 2020, así como con las directrices de la próxima Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2016-2020. El acto coincide con el inicio de la Semana Europea de la Movilidad, que en esta edición tiene como lema ‘Movilidad Inteligente. Economía Fuerte’.

El director ejecutivo de Renault España, Antonio Alastuey y la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, a bordo de uno de los dos ZOE adquiridos para la flota de vehículos del Gobierno regional.

El director ejecutivo de Renault España, Antonio Alastuey y la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, a bordo de uno de los dos ZOE adquiridos para la flota de vehículos del Gobierno regional. / EL NORTE

La compra de los cuatro utilitarios ha sido formalizada mediante el Sistema de Adquisición Centralizada por el Ente Regional de la Energía (EREN), que se encargará de realizar un estudio sobre el comportamiento de esta tecnología no contaminante y su grado de aceptación por los usuarios.

Los coches serán cedidos a diferentes servicios de la Administración autonómica por periodos de entre seis y ocho meses. En ese tiempo, el organismo dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda efectuará análisis de los kilómetros recorridos, las rutas realizadas, las curvas de carga o los ahorros generados, tanto energéticos como en emisiones, mediante los parámetros registrados por el software con el que están provistos los turismos y también vía remota a través de Internet.

A Valladolid, Burgos y Palencia

Las cuatro ubicaciones iniciales serán las sedes de la Consejería de la Presidencia, situada en Valladolid; de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE), en la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda; y de las delegaciones territoriales de Burgos y Palencia, en las respectivas capitales. Estos enclaves disponen de puntos de recarga, que serán monitorizados por el EREN.

«La suma de los Renault Zoe y los Nissan Leaf al parque móvil autonómico reafirma la apuesta de la Junta por potenciar esta tecnología eficiente, un compromiso que se inició en 1998, cuando Castilla y León se convirtió en la primera administración pública en convocar ayudas para la compra de vehículos eléctricos e híbridos, y se consolidó posteriormente en 2011, con la puesta en marcha de la Estrategia Regional del Vehículo Eléctrico», ha indicado Pilar del Olmo durante el acto de recepción de los automóviles.

La ejecución de las medidas previstas en este plan durante sus cinco años de vigencia ha favorecido el despliegue de infraestructuras de carga en el territorio autonómico, hasta alcanzar en la actualidad 220 puntos para uso público. En paralelo, el parque de vehículos distintos a los propulsados por gasolina o diésel ha aumentado el 42,4%, al pasar de las 1.960 unidades en 2011 a las 2.792 en 2016, de acuerdo con los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).En el caso de los denominados eléctricos puros, su número se ha incrementado también de 155 a 504 en estos años fechas.

Red de recarga

En el ámbito de las administraciones públicas, cabe recordar el convenio suscrito por la Junta en abril de 2012 con Iberdrola Movilidad Verde para la instalación de estaciones de carga de vehículos en edificios de su propiedad. Como resultado de aquel acuerdo, existen 22 puntos operativos.

Esta iniciativa tendrá su continuidad en la Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León que ultima la Consejería de Economía y Hacienda. En materia de movilidad sostenible, el plan proyecta la implantación de una red básica de estaciones de recarga que en 2020 estará constituida por 147 puntos ubicados en inmuebles de titularidad autonómica. De estos equipos, 19 están en construcción y entrarán en funcionamiento antes de finalizar 2016, a los que hay que sumar 22 instalados con anterioridad. La Junta mantiene además las convocatorias de ayudas para incentivar el desarrollo de este tipo de infraestructuras en la comunidad, objetivo al que se destinan 50.000 euros este ejercicio.

Con centros de trabajo en la comunidad

Los cuatro vehículos eléctricos adquiridos por el EREN han sido fabricados por Renault y Nissan, dos multinacionales que tienen centros de trabajo en Castilla y León y ofrecen experiencia y fiabilidad en el desarrollo de esta tecnología no contaminante.

Antonio Alastuey, director ejecutivo de Renault España, ha destacado durante el acto la apuesta de su compañía por la movilidad sostenible al alcance de todos, para lo que dispone de una gama completa de vehículos 100% eléctricos cero emisiones, que ayudan a las entidades públicas en su objetivo de mejorar el medio ambiente.

La multinacional francesa es líder en Europa en turismos y derivados cero emisiones, con más de 100.000 vehículos vendidos, lo que supone una cuota de mercado del 27 %. Esta marca ha situado a Castilla y León en la vanguardia de la tecnología del vehículo eléctrico, a través de la fabricación en exclusiva para todo el mundo del biplaza Twizy en Valladolid.

Francisco Saúco, director de Ventas a Empresas y LCV de Nissan Iberia, se ha referido por su parte a la incorporación de modelos de cero emisiones a flotas públicas como la del EREN como una medida clave para mejorar la calidad del aire en las zonas urbanas, y ha animado a los castellanos y leoneses a apostar por la movilidad 100 % eléctrica.

Nissan ha vendido hasta la fecha más de 250.000 vehículos eléctricos en 48 mercados de todo el mundo, lo que fortalece su posición de marca líder en movilidad sostenible. El modelo Leaf sigue siendo el vehículo eléctrico más popular del mundo, con más de 230.000 unidades comercializadas desde su lanzamiento en 2010.

De izquierda a derecha; Carlos Bergera (Iberdrola), Antonio Alastuey (Renault), Pilar del Olmo, consejera de Economía y Hacienda; Ricardo González Mantero (EREN) y Francisco Saúco (Nissan), en la presentación de los vehículos. EL NORTE

De izquierda a derecha; Carlos Bergera (Iberdrola), Antonio Alastuey (Renault), Pilar del Olmo, consejera de Economía y Hacienda; Ricardo González Mantero (EREN) y Francisco Saúco (Nissan), en la presentación de los vehículos. EL NORTE

Por su parte, Carlos Bergera, director de Movilidad Verde de Iberdrola, ha resaltado los convenios de colaboración rubricados con el EREN, que han permitido promover la implantación de sistemas de recarga de vehículos eléctricos en municipios de Castilla y León y en los propios centros de la Administración autonómica.

Líder mundial en energías renovables, la compañía tiene un claro compromiso con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, promoviendo diversos proyectos de movilidad eléctrica y una amplia oferta de soluciones comerciales de recarga de vehículos eléctricos para particulares, empresas y particulares.